WonkaPistas

6.4.05

Indicadores de religiosidad católica en España (gráficos curiosos IV)

Pedía Josu el otro día a los periodistas un cierto balance del papado de Juan Pablo II en términos de la evolución del mundo católico en esos años. Algo parecido se me ocurrió a mí, pensando sobre todo en la situación del catolicismo en España. A escala mundial, parece claro que las cifras relativas de católicos se han mantenido, grosso modo, entre 1970 y 2000, en el entorno del 17/18% de la población mundial. Y que ese mantenimiento es, sobre todo, efecto del crecimiento vegetativo, y casi nada de las conversiones (cuyo efecto neto sería, más bien, negativo). Siendo así, no extraña que en Europa el número de católicos haya aumentado muy poco en esos años (de 256 a 277 millones), mientras que ha crecido mucho en América Latina (de 252 a 483) o en África (de 45 a 147) (cifras de la World Christian Encyclopedia, en el WSJE, 4-4-2005, A10).

Para España, contamos con datos de encuesta relativamente consistentes desde mediados de los años setenta (ver gráfico adjunto). En 1976 se identificaban como católicos casi el 97% de los encuestados mayores de edad. Desde entonces, esa cifra casi no ha dejado de caer, paulatinamente, hasta las cifras actuales, que rondan el 80%. Otro día me ocuparé de la práctica religiosa de esos católicos, que también ha caído, así como de sus creencias básicas (en lo que no se observa tanto cambio).

Hoy me gustaría que observasen otros tres indicadores. El primero es bastante directo: el porcentaje de matrimonios católicos sobre el total. De nuevo, se mueve en una línea suavemente descendente, un tanto divergente de la que mide la proporción de católicos. Hacia el año 2000, parecía estabilizarse en el 75%, pero desde entonces ha caído bruscamente hasta el 71% de 2002.

El segundo sería más indirecto. Se trata del porcentaje de nacidos de madre casada sobre el total de nacidos. Nos sirve para ver hasta qué punto el modelo de familia preferido por la Iglesia, basada en el matrimonio (canónico; civil como mal menor, imagino) es el preferido por los españoles. Se observa, de nuevo, una caída suave desde el 98% de 1975 hasta el entorno del 90% en la primera mitad de los noventa, para luego caer el porcentaje más rápidamente, hasta el 78% de 2002 (esta última caída tiene que ver, seguramente, con los nacimientos de madres extranjeras, pero eso es tema para otra anotación).

El tercero es más directo. Mide el número de nacidos vivos en porcentaje de la suma de nacidos vivos más abortos voluntarios. Vendría a ser el porcentaje de embarazos registrados estadísticamente que se lleva voluntariamente a término. Contamos con cifras desde 1986/87, aunque las más completas se inician en los noventa. Desde entonces, se ha pasado de cerca del 90% a cerca del 85%.

Mi juicio sobre estos datos: una pérdida, lenta pero continua, de influencia de la Iglesia católica en las perspectivas religiosas y morales de los españoles. A efectos de la Iglesia como organización, quizá lo fundamental sea la caída de los matrimonios católicos, pues si una pareja no se casa por la Iglesia, es muy improbable (quizá imposible, no lo sé) que bautice a sus hijos. Y si a éstos no los bautizan, la probabilidad de que acaben siendo católicos, imagino, es muy baja.


Haga click sobre la imagen para ampliarla Posted by Hello

5 Comments:

  • Muy interesante el post, como siempre. Me gustaría hacer algunas anotaciones:

    1.- La primera, la obvia: algo tendrá que ver, al menos en la primera parte de la gráfica, la transición del franquismo (confesional) a la actual democracia.

    2.- La segunda, un caso particular: es posible que un matrimonio civil decida bautizar a sus hijos (conozco un caso).

    3.- Los indicadores miden únicamente un aspecto concreto de la "religiosidad católica", relacionado con la sexualidad/vida en pareja/familia. Podrían analizarse otros. Creo que, por ejemplo, para los jóvenes sin hijos que no viven en pareja son poco significativos.

    By Blogger Hairanakh, at 4/06/2005 1:21 p. m.  

  • Primero hay que tener en cuenta que los matrimonios civiles hasta mediados los 70 requerían a los nacidos católicos declararse apóstata (algo excesivo para muchas personas con formación católica aunque no practicaran o se declararan agnósticas y ateas); Sería curioso poder ver en qué medida crecen los matrimonios civiles conforme juzgados y alcaldías ofrecen un entorno más festivo que el habitual de un funcionario mondo y lirondo en horario de 8 a 3 (tal y como ocurre en los juzgados, excepto cuando hay una sala tipo Pradillo como la de Madrid). El bautizo de hijos habidos fuera del matrimonio o de divorciados cabe y se da, pero depende del cura. El matrimonio civil no existe para la iglesia (de ahí que Letizia y el Príncipe pudieran casarse sin trámite alguno de orden canónico a pesar de estar ella casada y divorciada en un matrimonio civil anterior).
    La chicha del asunto está en cómo las creencias y valores de la iglesia se mantienen (y cambian) mientras la población (española) se adhiere cada vez menos a una determinada y universal religión.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 4/06/2005 1:35 p. m.  

  • Habría que poner también estos datos en contexto con la situación de otras religiones en Occidente para ver hasta qué punto son causadas por la creciente secularización y qué tal lo ha hecho la Iglesia Católica en comparación con otras confesiones.

    By Blogger Daniel Rodri­guez, at 4/06/2005 2:06 p. m.  

  • Daniel tiene razón. Los datos siempre hay que verlos en contexto, pero una anotación no da para tanto. Lo cierto es que el avance de las tendencias que señalo en el gráfico es más tardío en España que en muchos otros países europeos, por ejemplo. Y, como dice Hairanakh, podrían comentarse otros indicadores, pero creo que éstos nos dan una idea suficiente de la "marcha de la Historia" y del ritmo de esa marcha.

    Gracias a Salvatierra por las precisiones.

    By Blogger Wonka, at 4/06/2005 2:52 p. m.  

  • En el caso del porcentaje de matrimonios católicos sobre el total de matrimonios, no deberías contar (si fuera posible encontrar estos datos) aquellas parejas en las que alguno de sus miembros se hubiera casado previamente por la Iglesia (católica) y se hubiera divorciado posteriormente, dado que aunque quisieran no podrían volver a casarse por la Iglesia (de no mediar nulidad, pocos casos).

    By Anonymous Anónimo, at 5/20/2005 9:37 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home