WonkaPistas

5.4.05

Sistema de pensiones

El otro día dejé sin comentar uno de los resultados más interesantes del último barómetro del CIS, el referido a las percepciones de los encuestados sobre distintas medidas para afrontar los futuros desequilibrios del sistema de pensiones públicas. Con la pregunta 11 nos damos cuenta de que:

a) Por el lado de recortar los gastos:
--una mayoría amplia es contraria a retrasar la edad de jubilación (59% a favor, 21% en contra);
--una mayoría similar a la anterior ve negativo amentar el número de años trabajados necesarios para cobrar pensión (62 frente a 18%); es sabido que esta medida supondría cobrar pensiones menores en el futuro, pues lo habitual es que la carrera salarial de un trabajador vaya al alza, de manera que cuanto más cerca del final estén los años que se computan para calcular la pensión, mayores serán los salarios que se tienen en cuenta para calcularla;

b) Por el lado de aumentar los ingresos:
--una mayoría, no tan amplia, es contraria a subir las cotizaciones a la Seguridad Social (47 frente a 27%);
--una gran mayoría es partidaria de regularizar el trabajo de los inmigrantes para que todos coticen (74 frente a 7%);
--otra amplísima mayoría cree que hay que fomentar la incorporación de la mujer al mercado de trabajo (81 frente a 3%);
--también un segmento muy importante cree que hay que fomentar la natalidad (70 frente a 9%);

En resumen, por el lado de recortar los gastos, tenemos una oposición considerable a las medidas más contempladas en la discusión pública. Y por el lado de aumentar los ingresos, tenemos una negativa a pagar más (¿pero no querían los españoles pagar más impuestos?), así como la confianza en dos medidas que lo único que hacen es postergar el problema (durante un tiempo, las aportaciones de mujeres e inmigrantes equilibran las cuentas, pero llegará un momento en que esas mujeres e inmigrantes "extra" pasarán a cobrar ellos mismos sus pensiones). Los que creen que la regularización de inmigrantes es positiva quizá piensen, también, que puede resolverse el problema de las pensiones dejando entrar a muchos más inmigrantes. Aparte de los problemas de integración social y cultural que eso pueda plantear, puede llegar un momento (quizá no tan lejano) en que no haya tantos extranjeros dispuestos a trabajar en España: las poblaciones de los países "emisores" son todavía jóvenes, pero su natalidad, como sabemos, está asemejándose a marchas forzadas a la de los países occidentales. De hecho, los flujos de migración hacia los países ricos ya se están estabilizando.

Tan sólo uno de los juicios de la opinión pública española así medida tiene sentido desde el punto de vista de equilibrar las cuentas públicas: fomentar la natalidad. Independientemente de que sea relativamente contradictorio con el fomento de la participación laboral femenina, el fomento habrá de ser ingente, para situar nuestras tasas de fecundidad (en la actualidad de 1,3 hijos por mujer) en los niveles de reemplazo (2,1 hijos por mujer). Hasta ahora, ningún país occidental, después de abandonar el nivel de reemplazo, ha conseguido recuperarlo, salvo Estados Unidos.

En cualquier caso, habrá que darse prisa en adoptar medidas. Por lo pronto, sigue imparable el crecimiento de la proporción del total que representan los mayores de 65 años: hoy en el 17%, dentro de 15 años en el 20%. Y la natalidad se recupera, pero muy poco a poco.

3 Comments:

  • Voy a intentar de nuevo colgar mi comentario .... siempre lo mismo.

    Lo que llamas discusión pública no es tal, a los medios llegan sobre todo las posiciones políticas y mucho menos las de los académicos y técnicos (o tamizadas por reuniones montadas y subvencionadas por políticos).

    Los políticos gestionan los problemas -sea cual sea su alcance en el tiempo- a cuatro años vista de su reelección.

    Los españoles buscan, una vez más, la cuadratura del círculo.

    ¿Han pensado en unos inmigrantes que vienen para quedarse y se lo creen?. Unos vendrán y se quedarán, otros se irán buscando sitios mejores (con más oportunidades) o un retorno a sus lugares de origen y se llevarán sus pensiones; como ahora los británicos y alemanes las traen aquí pero usan nuestros servicios de salud y demás servicios sociales ......

    Y, para colmo, se lanzan globos sonda contra los planes de pensiones privados ...... todo un alarde de inteligencia tal y como van las cosas.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 4/05/2005 1:34 p. m.  

  • ¿y por qué consideras cualitativamente distinto el fomento de la natalidad a la "importación" de inmigrantes? a fin de cuaentas los neonatos llegará un momento en que también querrán cobrar. En mi opinión la única y más lógica solución es el ahorro, bien sea en planes de pensiones o de otra forma, como la compra de vivienda u otros bienes raíces: los eucaliptos, por ejemplo, son equivalentes a un bono a 10 años con una rentabilidad muy superior

    By Blogger Drosophyllum, at 4/05/2005 5:42 p. m.  

  • José María. Si la natalidad se sitúa en los niveles de reemplazo y se mantiene ahí, el problema de los sistemas de pensiones tal y como son ahora tiende a desaparecer, pues podrá mantenerse la tasa de dependencia. Cuando se habla de la inmigración como solución, se está pensando en un flujo temporal, no permanente. De hecho, lo que yo digo es que es improbable que sea permanente.

    By Blogger Wonka, at 4/06/2005 11:22 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home