WonkaPistas

10.3.05

Tabaco, intereses y discusión pública civilizada

El Club de fumadores por la tolerancia acaba de hacer pública una encuesta en la que parece mostrarse que una mayoría de quienes trabajan en España es contraria a la prohibición de fumar en los centros de trabajo y favorece el diálogo, la negociación y la convivencia civilizada entre fumadores y no fumadores en aquéllos. El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo ha respondido inmediatamente, no con argumentos, sino
acusando al susodicho club de ser algo así como una organización pantalla de la industria tabaquera. Lo sea o no lo sea, ello ni quita ni otorga validez a los resultados de la encuesta, que habrá que juzgar (si llegamos a verlos con algún detalle) por sus propios méritos.

Puestos a ser conspiranoicos, también podríamos preguntarnos por los intereses económicos tras el movimiento antitabaco en España, por ejemplo, por sus relaciones con la industria farmacéutica, fabricante de medicamentos para dejar de fumar, la cual se beneficiaría de políticas públicas que incentivaran las terapias farmacológicas para abandonar el habito. En la medida en que dicho movimiento es, casi exclusivamente, asunto de asociaciones de médicos, no extrañaría esa relación, sobre todo en el marco de las legítimas estrategias de promoción de sus productos habituales en las empresas farmacéuticas. En realidad, no es tan difícil descubrir esas vinculaciones, sin que ello implique obviamente que quienes reciben financiación de la industria farmacéutica sirvan intereses oscuros, ni que sus opiniones o investigaciones estén mediatizadas por esos vínculos. Veamos algunos ejemplos.

Una de las principales organizaciones miembro del CNPT, es la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica). La SEPAR cuenta desde la década de los ochenta con un “comité de prevención del tabaquismo”, luego “área de tabaquismo”, que desde 1994 publica la hoy denominada Prevención del tabaquismo, la principal publicación sobre este tema y que recoge estudios relacionados con el consumo de tabaco en España, la “prevención” de éste, terapias para dejar de fumar, con bastante énfasis en las terapias clínicas y, especialmente, farmacológicas. SEPAR actúa con frecuencia a través de una organización dependiente de ella, la Fundación Respira, dedicada a promover y difundir el conocimiento científico (y público) de las enfermedades neumológicas. El patronato de dicha fundación lo componen miembros de la SEPAR y representantes de las principales empresas farmacéuticas que operan en España. Dentro de la SEPAR se ha destacado la sociedad madrileña, con el nombre actual de Neumomadrid; en su página web destaca el patrocinio de la industria farmacéutica.

Menos destacada por sus actividades antitabaco, pero también perteneciente al CNPT, la Sociedad Española de Arterioesclerosis, también cuenta con grandes empresas farmacéuticas como socios protectores. También las empresas farmacéuticas patrocinan las actividades de otro miembro del CNPT, la SEMFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria), que cuenta con un grupo de trabajo dedicado al “tabaquismo".

La página web del propio CNPT está patrocinada por una multinacional farmacéutica fabricante de productos para dejar de fumar. El primer vínculo mencionado en su página de enlaces de interés es el de Nicotinaweb.info, una página web para ayudar a los fumadores a abandonar su hábito y que está patrocinada por un producto para dejar de fumar de otra multinacional farmacéutica (al menos, en un “disclaimer” dicen no tener vinculación ni interés en empresas comerciales).

Una de esas dos multinacionales patrocina, al menos, la página web de la Asociación de Pacientes de EPOC, otro de los enlaces recomendados por el CNPT. También patrocina la página web de la SEDET (Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo) y lleva a cabo el programa En compañí@, una página web con documentación y orientaciones sobre el “tratamiento del tabaquismo desde los distintos servicios de atención sanitaria”.

Esta misma multinacional patrocina la principal revista de las organizaciones antitabaco, Prevención del Tabaquismo: véase el logo de la empresa en la portada de la revista y repárese en que la página web de la revista “cuelga” de En compañí@. En los últimos números de esta revista han aparecido estudios acerca de las ventajas de los tratamientos farmacológicos para dejar de fumar y, en particular, del bupropión, uno de los medicamentos hoy día más promovidos como ayuda en las terapias de deshabituación. Este medicamento lo fabrica la multinacional a que nos referimos, que también patrocina estudios acerca de las ventajas del tratamiento farmacológico del tabaquismo en España. Dos de los más recientes e importantes han sido publicados en Gaceta Sanitaria, uno de Antoñanzas y Portillo y otro de González-Enríquez y otros. En ambos se alienta la terapia farmacológica, especialmente el uso del bupropión.

Podría seguir, pero no demostraría nada. Los argumentos del CNPT y del movimiento antitabaco hay que considerarlos en sí mismos, por sus propios méritos (*), independientemente de las empresas que, directa o indirectamente, los financian. Igualmente, estas empresas están en su perfecto derecho de financiar investigaciones en las que se prueba la eficacia de sus productos, de insertar publicidad en las revistas de la profesión médica o en las páginas web de las asociaciones de médicos, o de financiar, si así lo creen conveniente, asociaciones del movimiento antitabaco.


(*) Otra cosa es que algunos de los argumentos de dicho movimiento tengan mucho mérito, sin ir más lejos, el de la insistente recomendación de la terapia farmacológica.

5 Comments:

  • Wonka,
    Admiro, porque es escasa en otros lugares, tu capacidad de centrar el debate en sus justos términos, en vez de buscar conspiraciones, malvados intereses económicos y otros fenómenos de ese corte. Enhorabuena... o gracias... o lo que deba decirse en estos casos :-)

    h.

    By Blogger Hairanakh, at 3/10/2005 8:15 a. m.  

  • en mi universidad esta prohibido fumar.Un cartel pone que desde 1989.Nadie lo respeta.la mayoria de la gente funa en los pasillos.tendre que esconder el cuarto de baño para respirar.es que soy muy intolerante.

    By Anonymous Anónimo, at 3/10/2005 11:31 a. m.  

  • Me llama la atención lo tajantamente que dices que el estudio de González-Enríquez et alia apuesta por un determinado medicamento; de una lectura somera de su artículo (puesto que no tengo capacidad para entender todo su contenido) yo no extraigo esa conclusión tan sintética que tu haces. Entiendo que en aras de la simplicidad puedas ir en esa línea pero el artículo en cuestión es de 9 autores que identifican su posición y tienen diferentes formaciones (2 de ellos es cierto que son de GSK); el artículo refiere pormenorizadamente la financiación y el apoyo recibidos y es un estudio de enjundia estadística, de enfoque epidemiológico y de estudio de moribilidad sobre la base de diferentes hipótesis, con abundacia de datos y caveats que, para nada, simplifica el análisis y sus conclusiones.

    No estaría mal que otro tipo de estudios, sociológicos y políticos sobre todo (ya que es el área de referencia tuya por profesión, mía por formación, etc.) reconocieran tan explícitamente como hace el que tu mencionas de González-Enríquez et alia quien financia y alienta su investigación. Y lo de siempre, uno puede financiar lo que le interese, pero de ahí a deducir inmediatamente que los científicos dicen lo que interesa a quien financia puede ocurrir pero no siempre es así y cuando ocurra habrá que denunciarlo (en el mundo de la farmacología y en otros mundos).

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 3/10/2005 8:43 p. m.  

  • Salvatierra. Es cierto que en mi profesión deberíamos aprender de los patrones de "disclosure" de las publicaciones médicas, por ejemplo. En cualquier caso, mi argumento es, precisamente, que hay que juzgar la evidencia y el razonamiento en sí mismos, independientemente de la financiación. Que yo recuerde la financiación de ese estudio es parte de mi argumento para mostrar que, puestos a buscar intereses ocultos, se pueden encontrar en todos los sitios, no porque yo crea que la financiación ha condicionado los resultados.

    Si me hubiera puesto conspiranoico de verdad, habría dicho lo siguiente: la multinacional paga a una empresa por el programa informático para estimar las muertes que se evitan si se deja de fumar; ésta financia artículos que evalúan con ese programa las muertes que se evitan y otros costes en los que dejan de incurrirse; las evaluaciones resultan favorables para su producto estrella en este campo; las autoridades sanitarias citan esas evaluacions y las tienen en cuenta esas evaluaciones para decidir que incluyen tratamientos fabricados por la multinacional en la cobertura de la Seguridad Social, con el consiguiente beneficio para la empresa fabricante. Esto sí que es pensar en términos conspiratorios.

    Con respecto a que promuevan el bupropión, es algo bastante evidente. Al comparar tratamientos de coste muy parecido (chicles, parches y bupropión, si no recuerdo mal), el bupropión, al que se asigna una eficacia muy grande (mayor, creo, que la que cabe esperar según los estudios de la Cochrane Library), resulta el preferido.

    By Blogger Wonka, at 3/10/2005 9:06 p. m.  

  • Super work performed.

    By Anonymous Buster Drawbaugh, at 12/08/2005 7:58 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home