WonkaPistas

28.10.05

Los barómetros del CIS y sus preguntas sobre situación política (gráficos curiosos XIX)

Junto con las encuestas sobre intención de voto (tan poco falibles ellas), los ciudadanos de a pie podemos tener una cierta idea de las tendencias de la opinión pública española consultando las series de indicadores políticos que publica el CIS. Estas series están basadas en preguntas que se llevan repitiendo, al menos, diez años en cada barómetro mensual (se hace todos los meses menos agosto) y parecen medir esas corrientes subyacentes tan difíciles de "extraer" con preguntas sobre intención de voto (1).

En el gráfico siguiente (hagan click para ampliar, por favor) recojo dos de las series que pueden construirse con esos datos. Una es una medida del juicio que hacen los encuestados sobre la situación política española: sumo los que dicen "mala" o "muy mala", les resto los que dicen "buena" o "muy buena". La otra es la media de autoubicación ideológica de los encuestados en una escala izquierda-derecha que va del 1 al 10. Esta "autoubicación" es más coyuntural de lo que pudiera pensarse, como veremos, y, aunque no varía mucho, esa mínima variación se asocia con vaivenes de opinión significativos.


Como se observa, en 1995 la gente percibía como bastante mala la situación política en España, con niveles mínimos que no se han vuelto a dar. Eran los años de los escándalos políticos del PSOE y del aparentemente enorme desgaste político de Felipe González. La percepción empieza a mejorar con el año 1996, cuando se sabe que pronto se van a tener que convocar nuevas elecciones y, quizá, se imaginan muchos que esas elecciones pueden aclarar algo el panorama. Efectivamente, el panorama se aclara y, tras dudas iniciales, empieza a gobernar el PP con una mayoría parlamentaria a la que contribuyeron, sobre todo, CiU y CC. Con los altibajos inevitables, la percepción sobre la situación política mejoró hasta un máximo "histórico" que coincidió con la victoria del PP por mayoría absoluta en marzo del año 2000.

Casi desde entonces, esa percepción fue empeorando, aunque el ritmo de empeoramiento se aceleró en el año 2002 y la percepción llegó a un mínimo coincidiendo con el inicio de la guerra de Irak (marzo 2003). La recuperación posterior nunca llegó a los niveles relativamente altos de la segunda mitad de la primera legislatura del PP, ni a los que pudo haber entre 2000 y 2002. En febrero de 2004, el indicador estaba en los niveles que había tenido a finales de 1996 (alrededor de -10 ó -15), con un PP todavía no del todo consolidado en el poder. Lo cual era una pista de que, aunque pudiera haber ganado las elecciones, lo habría hecho por un margen no muy amplio, como sí lo hizo en el año 2000 (por entonces el indicador se movía en torno a + 15).

Lo interesante es que la autoubicación ideológica ha caminado relativamente en paralelo al juicio sobre la situación política, de manera que, a medida que avanzaba la primera legislatura del PP, sobre todo en su segunda mitad, parecía que los españoles nos escorábamos algo más a la derecha. De hecho, la media alcanzó los máximos niveles registrados al acercarse la primavera del 2000 (máximo de 5,1 en enero de 2000). Posteriormente, con altibajos, esa "ideología" media de los españoles ha caminado hacia la izquierda a la par que empeoraba el juicio sobre la situación política, hasta llegar a un primer "máximo" de izquierdismo (4,7), de nuevo, en marzo de 2003. La "derechización" posterior nunca llegó a los máximos de la primavera del 2000, lo cual, de nuevo, sugería una mayor distancia respecto del partido en el gobierno.

Con los atentados y las elecciones de marzo de 2004, se produjo un nuevo vuelco en ambos indicadores, en la línea de acogida favorable al nuevo gobierno de izquierdas. En abril de 2004, se alcanzó un nuevo máximo en el juicio sobre la situación política (+29,4, apenas inferior al máximo de marzo de 2000, 31,4) y, en la misma línea, el grado de izquierdismo alcanzó otro máximo hasta situarse la media ideológica en 4,52 en julio de 2004.

Desde entonces, la historia es mucho más cercana. La percepción de la situación política ha empeorado, como, en principio, es normal tras la euforia electoral (algo parecido se vio en el año 2000) y, con sus altibajos, parece seguir una línea descendente, lo cual no es de extrañar a la vista del panorama político español. Por su parte, la autoubicación ideológica, en consonancia con un distanciamiento del partido en el gobierno, que ahora es de izquierdas, se "derechiza" paulatinamente. Lo lógico es que en el barómetro de octubre se acentúen algo esas tendencias.

¿Qué nos dicen en términos de pronóstico electoral las tendencias actuales? La situación política se ve como mala, pero no tanto como en marzo de 2003 ni, por supuesto, en el año 1995. Ello va en contra de las fortunas electorales del PSOE, pero no mucho. Más interesante me parecen los niveles actuales de "ideología" media, que están más a la izquierda que lo estuvieron en casi cualquier momento de gobierno del PP, lo que sugiere que, aunque la tendencia le favorezca, si acaso se estará aproximando a los niveles de voto que le permitieron una victoria por la mínima en el año 1996.

Hasta ahí, como decía Mayra, puedo leer, lo demás es (aún más si cabe) futurología.


_________
(1) Si prefieren series de intención de voto, las más completas están aquí.

3 Comments:

  • Nunca he creído en estas dos preguntas del Barómetro. La razón de ello es su carácter dinámico. Por decirlo de otra forma: ¿qué quiere decir, exactamente, que existe una mala percepción de la situación política? Exagerando: ¿seguro que quería decir lo mismo en febrero de 1936 que ayer por la tarde? Con la ubicación política ocurre lo mismo. Un tipo que desease la conservación del medio ambiente, ¿se autoconsideraría de izquierdas hace veinte años?

    Las encuestas del CIS nunca han querido medir la variable de autopercepción de la situación política. Y no lo han hecho porque la pregunta es sencillísima. Algo así como: en su opinión, en las actuales circunstancias un cambio de gobierno es a) absolutamente imprescindible; b)muy necesario; c)probablemente necesario; d) probablemente innecesario; e)sin duda innecesario; f) una locura.

    Pero, por definición de praxis política, jamás un gobierno desea saber la respuesta a esta pregunta.

    By Blogger JdJ, at 10/31/2005 1:48 p. m.  

  • Me ha gustado mucho tanto el gráfico como el comentario. Desde luego todas estas estadísticas son siempre infinitamente mejorables, y estoy con el anterior comentarista en que hay preguntas que sería útiles para todo el mundo menos para el gobierno que manda en el CIS.

    De cualquier manera, noto una cosa que no se ha comentado en la entrada. Sin tener los números conmigo y mirando solamente el gráfico, me parece sintomático el hecho que si bien es cierto que el PSOE ha experimentado un declive de la situación política similar al del PP, el anterior se ha dado en poco más de de 1 año mientras que el del PP tardó casi 3 años (habría que ajustar estas cifras con los datos en la mano).

    La otra cosa que observo es que desde el máximo de "izquierdismo" al máximo de "derechismo" hay una diferencia aproximada de 40 puntos de indice (fin 95- inicios 2000) y 4 años de diferencia.

    Desde Mar04 hasta Nov 05 se produce un cambio de 30 puntos de indice en el "izquierdismo", es decir que en año y medio se ha recorrido el 75% del cambio que se produjo anteriormente.

    Ahora la pregunta es ¿Cuanto derechismo necesita la sociedad española para dar mayoría al PP?.

    Todo esto me lleva a pensar que si estas dos estadísticas verdaderamente significaran algo, sería lo estupidamente que Zapatero ha dilapidado su herencia política, y lo bien que gestionó la suya Aznar en su momento. Y conste que no voto a ninguno de los dos, pero esto me recuerda a la parabola de los talentos....

    Felicidades por una interesantisima entrada. Si puede ser me gustaría que confirmaras los datos que doy arriba con los numeros en la mano. Gracias.

    By Blogger Embajador en el Infierno, at 10/31/2005 8:46 p. m.  

  • Jdj: muy de acuerdo con la última parte de tu comentario. De todos modos, aun reconociendo el carácter "dinámico" de las preguntas, me da la impresión de que puestas en contexto, las series adquieren un significado relativamente claro.

    Embajador: desde el máximo de izquierdismo al de derechismo hay una diferencia de 0,4 puntos en una escala del 1 al 10; son diferencias menores, pero tendencialmente percibibles. Desde marzo de 2004 a octubre de 2005 se habría pasado, grosso modo, de 4,55 a 4,7.

    A tu última pregunta, he intentado responder en el último párrafo de mi comentario. Para mí, en estos momentos, el PP estaría en una intención de voto similar a la de 1996, insuficiente, creo, para ganar.

    Sobre el declive en la percepción de la situación política, una caída equivalente a la actual tardó dos años y pico en producirse.

    By Blogger Wonka, at 10/31/2005 11:09 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home