WonkaPistas

8.2.05

Cuando las escuelas tienen que rendir cuentas

A través de Mahalanobis encuentro el penúltimo trabajo de Eric Hanushek, uno de los principales estudiosos de los resultados de la enseñanza en EEUU, en el que se muestra cómo "cuando a los profesores y a sus escuelas se les pide cuentas por el rendimiento educativo de sus alumnos y afrontan las consecuencias si los niños no alcanzan las metas [establecidas], las puntuaciones de los estudiantes en Lectura y Matemáticas mejoran". Se trata de una rendición de cuentas ante la administración educativa, que interviene o "amenaza" intervenir de un modo u otro (ofreciendo a los estudiantes trasladarse a otra escuela, incluso privada, o destituyendo a la dirección de la escuela, por ejemplo) en las escuelas que no rinden lo suficiente (y que puede premiar con incentivos económicos a las escuelas que rinden bien).

Desde luego, no es mi modo de "accountability" preferido. Puestos a elegir, yo me inclino por un máximo de libertad de elección de las familias acompañado por consecuencias económicas para los centros (más ingresos para los que atraen más alumnos, menos ingresos para los que los pierden), por ejemplo a través de un sistema de cheques escolares de plenas consecuencias. Pero algo es algo y es una prueba más de que sin mecanismos que induzcan la responsabilidad de los agentes (en este caso educativos), todo intento de mejora es baldío.

1 Comments:

  • Los centros y los chicos se tienen que medir con notas que demuestren los resultados obtenidos; los chicos a la postre aprenden a valorar los resultados numéricos y se dan cuenta de la diferencia de esfuerzo que hay entre un 5 y un 7; y si no se dan cuenta tendrán que saber que un 5 lleva a la nada y un 7 puede llevarte donde quieras -que el esfuerzo y los resultados académicos suponen más libertad de elección en el futuro. Y si las familias pueden elegir centro mejor que mejor.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 2/08/2005 7:04 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home