WonkaPistas

31.5.05

Impuestos para dejar de fumar

Ante la insistencia de las organizaciones antitabaco para que el estado se haga cargo de financiar los tratamientos para dejar de fumar, la Ministra de Sanidad, seguramente consciente de las limitaciones del presupuesto público, ha dicho que habrá que investigarlos, porque "no se conoce suficientemente la eficiencia de todos ellos". Como maniobra dilatoria, no está mal, pero, en realidad, sí que sabemos ya unas cuantas cosas sobre el tema. No hace falta investigar mucho más.

En la Cochrane Library, la base de datos de "metaanálisis" esencial en el ámbito de la "medicina basada en la evidencia" (sí, sí, no es broma: parece que una parte de la medicina no está del todo basada en la evidencia), se pueden leer varios estudios sobre este tema.

Por ejemplo, éste, sobre la acupuntura, en el que los autores concluyen: "No existen pruebas claras de que la acupuntura, la acupresión, la terapia con láser o la electroestimulación son eficaces para el abandono del hábito de fumar". La hipnoterapia tampoco parece muy efectiva.

O éste, sobre los ansiolíticos: "No hay pruebas consistentes de que los ansiolíticos ayuden a dejar de fumar, pero las pruebas disponibles no excluyen un posible efecto". En éste, sobre antidepresivos, se comprueba cómo el bupropion y la nortriptilina duplican la probabilidad de dejar de fumar en comparación con el efecto placebo, pero "[d]os ensayos del tratamiento prolongado con bupropion para prevenir la reincidencia después del cese inicial no mostraron un beneficio significativo a largo plazo" y, además, "[e]xiste un riesgo de aproximadamente 1 / 1000 de sufrir crisis convulsivas asociadas con el uso de bupropion". Sobre la nicotina, los autores de otro estudio concluyen: "Todas las formas comercialmente disponibles de TRN (chicle, parche transdérmico, aerosol nasal, inhalador y comprimidos/tabletas sublinguales) son efectivas como estrategia para promover el abandono del hábito de fumar. Aumentan las probabilidades de abandonar el hábito aproximadamente de 1,5 a 2 veces, independientemente del ámbito".

En éste, se comprueba cómo el asesoramiento conductual individual (no necesariamente intenso) multiplica por 1,6 la tasa de abandonos (se entiende que en comparación con no intervenir). En la misma línea, éste comprueba como el mero consejo médico, mínimamente intenso, multiplica por 1,7 la probabilidad de dejar de fumar.(1) La intervención de enfermería tiene un efecto pequeño (x1,5), pero algo es algo. La intervención ante embarazadas, hasta ahora, ha tenido resultados mínimos. Tampoco tenemos mucha idea de la eficacia de la intervención escolar para la prevención del hábito de fumar. La intervención comunitaria tampoco parece muy efectiva. No sabemos si el ejercicio físico ayuda.

Esto es lo que, grosso modo, se sabe. Ahora sólo hay que ponerlo en relación con los costes de las medidas y con los "ahorros" en términos de muertes (y enfermedades) supuestamente evitadas gracias a que una porción determinada de quienes se someten a esas intervenciones dejan de fumar. Para España contamos con un estudio basado en una gran tasa de éxito del bupropión en comparación con la nicotina (dobla su eficacia), algo que no se compadece claramente con lo que permite averiguar la Cochrane Library. Como el precio de los tratamientos analizados era más o menos el mismo (unos 150 euros), estaba claro que compensaba el bupropión frente a la nicotina. Y ambos compensaban frente al muy barato consejo médico, pues se le asignaba una eficacia muy pequeña.

Mis dos dudas principales en esta discusión, en la que participo como ciudadano al que no le gusta que sus (excesivos) impuestos se gasten todavía peor son las siguientes y me gustaría que el futuro estudio del Ministerio me las aclarase. Primera, ¿qué pasa si en los estudios españoles se le asigna al bupropión su eficacia "real", esto es, la medida en los metaanálisis de la Cochrane, no tan distinta de la de los parches de nicotina? ¿Dejaría de ser la primera opción y se equipararía a algunos tratamientos con nicotina? Y segunda, ¿qué pasa si el coste por tratamiento no es de 150 euros, como se suponía en se estudio, sino superior, digamos de 300 euros? ¿Sigue compensando el tratamiento farmacológico en comparación con el mero consejo médico? Recuérdese que en dicho estudio, el coste del mero consejo médico se estimaba en 5 euros (y su eficacia en un 3%), mientras que el coste de los parches de nicotina se estimaba en 154 euros (eficacia: 17%) y el del bupropión en 153 (eficacia: 30%).

Aquí es donde el contribuyente, y seguramente la ministra, se echa a temblar, pues, efectivamente, los representantes de las organizaciones antitabaco están hablando claramente de tratamientos farmacológicos que cuestan 300 euros por fumador que intenta dejar de fumar. Ojo, que lo intenta, no que lo consigue. Trescientos euros son muchos euros (y muchas pesetas, recordemos: 50.000 pesetas), susceptibles de una variedad de usos alternativos (entre ellos, el de no gastarlos).



__________
(1) Ojo, esta ratio de éxitos no se puede comparar con la de los estudios de fármacos para dejar de fumar, pues el elemento de comparación es distinto. En el caso del consejo médico, la comparación se hace, normalmente, con la ausencia total de intervención. En el caso de los fármacos, se suele comparar con la administración de un placebo (lo cual implica poner al sujeto de estudio en situación de pensar que está recibiendo un tratamiento).

4 Comments:

  • Habría que recordarle a la ministra, antes de que le entren más temblores, que el tabaco esta sujeto a un IMPUESTO ESPECIAL (como los combustibles, alcoholes, electricidad, matrículas coches), además del IVA. Se supone que es ESPECIAL porque está destinado a reparar los daños que produce (salud, contaminación, etc.), vamos lo que los técnicos llaman "externalidades negativas".

    Asi que antes de ponerse a llorar por el gasto, me gustaria saber que hacen con los 5400 MILLONES DE EUROS, (solo el Especial, con IVA nos vamos a 7000 MILLONES) que recaudan con el tabaco.

    Datos de recaudación (imagino que serán ciertos porque son los amos de la cartera) en:
    http://www.aeat.es/inf_rec_anuales/a04.htm

    By Anonymous Anónimo, at 6/01/2005 11:37 a. m.  

  • Por lo pronto 6000 MEUR van para la reforma de la educación (la reforma de la reforma de la reforma...). A pesar de todo, los niveles educativos siguen bajando...y los niños/adolescentes cada vez empiezan a fumar antes.

    Por cierto, ¿quién le habrá contado al anterior posteador que los impuestos especiales van para solucionar los problemas que crea el tabaco?

    By Anonymous Anónimo, at 6/01/2005 3:39 p. m.  

  • Soy el primer posteador:
    Respondo a ¿Quien me ha dicho que los impuestos especiales van para solucionar los problemas que crea el tabaco?.

    La respuesta es facil: La Ley. Pero tal vez seré uno de esos imbéciles que creen que en España se cumplen la leyes.

    En concreto la Ley 38/1992 de Impuestos Especiales (la podeis ver en www.aeat.es), que en la exposición de motivos dice "Este doble gravamen se justifica en razón a que el consumo de los bienes que son objeto de estos impuestos genera unos costes sociales, no tenidos en cuenta a la hora de fijar sus precios privados, que deben ser sufragados por los consumidores, mediante una imposición específica que grave selectivamente estos consumos, cumpliendo, además de su función recaudatoria, una finalidad extrafiscal como instrumento de las políticas sanitarias, energéticas, de transportes, de medio ambiente, etc.".

    Para el resto del gasto del estado están los otros impuestos: Renta, IVA, Sociedades, transmisiones y numerosas tasas e impuestos locales.

    Asi pues, si el estado que subvenciona la plantación de tabaco, autoriza su venta, establece el monopolio de la misma a través de las licencias de los estancos, establece un impuesto especial, resulta que se echa las manos a la cabeza por el coste de "políticas sanitarias" solo tiene dos opciones: prohibe el tabaco y que se jodan los fumadores sin asistencia sanitaria (cosa que no hace con otras sustancias, que si están prohibidas, como las drogas)o sube los impuestos como han hecho en Francia o Inglaterra.

    Pero claro, si sube el tabaco sube la inflación (quién seria el listo que puso el tabaco como sustancia a controlar) y la economía se pone nerviosa.

    By Anonymous Juan, at 6/01/2005 5:29 p. m.  

  • Juan tiene toda la razón en su comentario. Lo divertido es que todavía hay algunos que se atreven a decir que con los 7.000 millones de euros que se recaudan gracias a las ventas de labores de tabaco no se sufragan los daños anuales que éste "provoca". Ya tiene que producir daños, ya.

    Por otra parte, también tiene razón Juan en lo de recordar a la ministra lo "especial" del impuesto sobre tabacos: si de verdad lo fuera, entiendo yo, habría que dedicar tan ingente recaudación a los problemas (supuesta o realmente) generados por el tabaco, y hacerlo de manera específica. No se hace: se mete el dinero en la caja común y ... ya se sabe.

    By Blogger Wonka, at 6/02/2005 11:43 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home