WonkaPistas

26.5.05

Dosis de realidad escolar en España, esta vez de cómo pueden hacerse bien las cosas

Magisnet acaba de publicar una entrevista interesantísima con dos profesores (Jaime Jiménez, senador del PSOE en 1986, y Luis Domínguez) del seminario de Matemáticas del Instituto Alfonso VIII de Cuenca, que ha obtenido las mejores notas en las pruebas de Matemáticas en selectividad en Castilla-La Mancha. Las mejores con diferencia. La conversación no tiene ningún desperdicio, pero me permito recoger algún extracto, con breves comentarios (y un aderezo de negritas).

"Después de haber visto muchas notas de Selectividad, nunca había visto calificaciones como estas en Matemáticas. La pregunta obligada es: ¿cómo se hace?

De entrada, esto no cuesta dinero –lo digo porque las medidas que están proponiendo ahora parecen costar mucho–; aunque se deben dar una serie de características, como es que te encuentres en tu seminario con gente que esté de acuerdo con tu forma de trabajar. Esto es efecto de coordinación y organización del Seminario, nada más. Es algo de lo que la Administración educativa hace montones de años se ha olvidado: de que hay que trabajar en equipo, de que para que la cosa funcione en un departamento la gente no debe trabajar de forma aislada, sino todos conjuntamente."

Se comprueba, una vez más, que la mejora de resultados escolares no es, ni de lejos, cuestión de más medios, sino, entre otras cosas, de organización e incentivos. Exagerando, vale más cualquier organización que la desorganización, aunque no estemos de acuerdo con los criterios de organización. En todo caso, en la práctica, si un centro consigue (como veremos) aislarse suficientemente de las injerencias desde el entorno (especialmente las administrativas), encontrar, al menos, un buen profesor (como es el caso) y, con él, inicia una tradición de buen hacer, que se va transmitiendo en el tiempo, a través de una buena organización, tendrá gran parte del camino andado.

Paradójicamente, las calificaciones de las que hablamos han sido peores que las de otros años a pesar de haber tenido más grupos, esto es, menos alumnos por profesor:

"No quiere decir que la disminución de alumnos sea, en sí, mala, sino que, por sí solo, el descenso de la ratio no basta. Y eso sí cuesta mucho dinero."

En realidad, el profesor protagonista de la entrevista, el director del seminario, reconoce que este año se han descuidado, pues no han hecho el suficiente esfuerzo para integrar a los nuevos profesores en los modos habituales de proceder. Lo cual revela que, como en cualquier organización, no todo puede dejarse a la rutina y la inercia.

Integrar quiere decir aquí aplicar una única programación, en principio sensata. Al respecto, el profesor las tira con bala:

"Por ejemplo, dentro de la coordinación tenemos una programación que a lo mejor no es muy bonita de cara a la Inspección, pero es una programación que todo el mundo acepta y que todo el mundo sabe que la tiene que dar."

Es decir, lo que importa no es salvar la cara, formalmente, ante una inspección que, según parece, se preocupa principalmente por el cumplimiento formal de los criterios de calidad (¿podría ser de otro modo en una organización burocrática, pública además?), sino sacar adelante una programación con sentido e, informalmente, con los precisos incentivos (también los negativos, de reputación y económicos):

"Aquí hay una programación en la que, además de resultados finales, aparecen los del curso. En esa programación se dice que el 15 de diciembre tiene que estar visto tal bloque, y puede que no esté el 15, pero tiene que estar el 17 o el 18. Y no se corrige con medidas académicas, sino entre nosotros: si alguien no ha hecho la prueba correspondiente al bloque, no nos la ha enseñado, la ha corregido y ha apuntado en el tablón las notas, nos vamos a un bar y allí paga todas las cañas y raciones que resto del departamento pueda comerse."

Estos profesores aplican, como quiere la "inspección" un "mínimo para todos", pero aspiran a un "máximo para todos". Si hasta estudian números complejos en 4º de la ESO.

Reconocen la aportación de los maestros en su éxito, pero, ojo, fíjense en qué maestros y en la prognosis que hace:

"También es verdad que hemos tenido suerte con los compañeros maestros que nos han llegado: son mayores, llevan dando Matemáticas desde hace mucho tiempo, se han integrado en el seminario y funcionan muy bien ... También hemos visto, por compañeros de Magisterio, las cosas que se están haciendo con los nuevos planes de los maestros de ahora. Y si los resultados del Informe PISA son lo que son, cuando dependan de estos alumnos van a ser todavía peores. O cambian ese método de estudio en Magisterio o..."

No sé por qué, pero me temo que se refiere, entre otras cosas, a que los nuevos maestros dominan todavía menos la materia que enseñan. Saben más Didáctica y Pedagogía (y Psicología, hasta "Sociología de la educación", Dios nos libre: es broma), pero menos Matemáticas.

Para no estropearles del todo la lectura de la entrevista, dejo aquí la selección de extractos, pero no se olviden de fijarse en el seguimiento individualizado de lo que efectivamente aprende (y aprueba) el alumno de un año para otro, y en el método que siguen para detectar los fallos de lo que el propio profesor está haciendo. Tampoco se pierdan el número de felicitaciones recibidos desde la administración. Adivínenlo; sólo les digo que, desde luego, no es un número complejo.

5 Comments:

  • Yo creo que esos profesores son una pandilla de fascistas que intenta sabotear el sistema educativo de ZP exigiendo un esfuerzo traumatizante a lso chavales y con graves consecuencias de integracion.Un programa como el que proponen que no requiere mas gasto publico va por definicion contra las conquistas sociales del proletariado.
    O algo asi.

    By Anonymous Anónimo, at 5/26/2005 1:43 p. m.  

  • Voy a matizar lo que hace el anónimo aunque no quede elegante:

    Que nadie piense que su ironía es exagerada: conozco a gente muy influyente en sus institutos que esgrime exactamente ese argumento de la integración para insultar exactamente con ese adjetivacho de "fascistas" (o "nazis", incluso).

    No es exagerado en absoluto que quien habla de medidas que no exijan gasto merece los mismos epítetos.

    Cheque escolar ya. Por cierto, conozco el caso de una niña que padece una dislexia profunda y no está siendo tratada porque es caro. Con el cheque escolar la cosa sería sencilla, no tendría que ir a la escuela sino a un centro con expertos en el tema. Por cierto también que es más caro tenerla en la escuela que pagar al centro especializado.

    Puedo dar muchos más ejemplos (puedo llegar al 4% del alumnado de *cuaquier centro*) y que aunque menos espectaculares, son peores.

    By Anonymous Anónimo, at 5/26/2005 2:43 p. m.  

  • ola kisiera dar mi opinion ya k soy alumna de Don Jaime Jimenez, puesto k estoy cursando mi enseñanza en el Alfonso VIII. Solo kiero decir k es uno de los institutos donde una persona sale mjor formada, y solamente se tiene k ver reflejado en las notas de la selectividad. No creo k dar numeros complejos en cuarto a pesar d k no salgan en selectividad sea algo anomalo ya k posteriormente en cualkier trabajo los vas a necesitar y lo mismo ocurre con las cónicas en 1º de bach. Me parecen muy buenos profesores los dos y k gracias a ellos tendremos una muy buena formacion. ( eso si, los examenes de Don Jaime estan cagados!!) nada mas.

    By Anonymous Anónimo, at 4/04/2006 3:44 p. m.  

  • don jaime jimenez saiz es buena persona y buen profesor pero los examenes con respecto a otros profesores son bastante difíciles.
    soy alumno suyo.

    By Anonymous Anónimo, at 5/18/2007 5:27 p. m.  

  • para kien no se lo krea lo de las tapas y cervezas es cierto y deberiais de ver a jaime y a luis en un bar...

    By Anonymous correcaminos, at 1/14/2008 3:30 p. m.  



<< Home