WonkaPistas

25.8.05

Ricos de avena

He pasado buena parte de las vacaciones con mi familia en el pueblo de mi mujer, una localidad pequeñita de Toledo, casi lindando con Extremadura (les dejo varias fotos de sus alrededores). En las sobremesas, sin televisión, radio o internet que disuadan de la conversación, he podido aprender algunas cosas del sistema social tradicional de dicho lugar, común a muchos otros, imagino. Dos características, relacionadas entre sí, me han llamado especialmente la atención.

La primera es que se observa, tanto en el pasado (digamos hace cuarenta o cincuenta años) como en tiempos más recientes, una elevada proporción de matrimonios en los que la mujer se casa ya embarazada (o habiendo dado a luz algún niño). Obviamente, no tengo estadísticas para demostrar que la proporción es más elevada de lo habitual, pero, con todo, es llamativa. Según mi suegra, dicho comportamiento se explica, en parte, como estrategia de los contrayentes para superar los vetos y obstáculos paternos a la correspondiente boda.

En gran medida, esos vetos tenían que ver con consideraciones de status: este chico no se merece a mi hija pues su familia tiene pocas tierras, su padre es un menesteroso, no puede ofrecerle un futuro, etc., etc. Una manera de vencer esos obstáculos era practica una política de hechos consumados: la niña tiene una barriga y, claro, se tiene que casar con el "culpable". Recuerden que estamos hablando de los años cincuenta o sesenta: a casi nadie se le ocurría contemporizar con una situación de madre soltera. Ello era más negativo para la familia que el casarla con un varón de status no deseado. De esta manera, los futuros contrayentes se salían con la suya.

En parte, esa estrategia sigue funcionando (ya saben, las costumbres no cambian tan rápidamente), pero lo más interesante es que el comportamiento (casarse tras quedarse en estado) parece haber perdido bastante de su estigma y no se ve como algo negativo, al menos a la vista de tantos y tantos matrimonios que así se celebran. Por supuesto, se da una suerte de tradición familiar: la hijas de madres casadas ya embarazadas tienen una mayor probabilidad que las demás de repetir el comportamiento.


La segunda característica también tiene que ver con cuestiones de status, o, mejor dicho, con cambios en ese status. Algunos de los que se resistían a que sus hijas se casasen con jóvenes no merecedores no procedían de las familias tradicionalmente "ricas" del pueblo. De éstos se esperaba esa resistencia, además de las correspondientes dosis de desprecio (normalmente no explícito) combinado con paternalismo hacia los inferiores en status. Era el orden "natural" de las cosas. Los otros eran familias que, temporalmente (o, al menos, recientemente) habían ascendido de status, normalmente porque habían tomado una decisión empresarial que les había salido bien. Eran, por ejemplo, gente sin tierras que, gracias a unos ahorros previos, habían alquilado unas tierras, así como la maquinaria correspondiente, y habían conseguido buenas cosechas de cereal durante varios años, de manera que contaban con una renta superior a la media de, digamos, su status de procedencia. Ello les situaba en una posición de nuevos ricos que creían poder permitirse ser más selectivos en sus relaciones sociales, especialmente, en la elección de cónyuge para sus hijos.


Como en tantos sitios, la reacción de sus antiguos "compañeros" de status, recordándoles su proveniencia no se hizo esperar y, en la localidad de la que hablamos, se condensó en una expresión que nunca había oído, la que da título a esta anotación: "ricos de avena". Y así, en los cotilleos en los que el blanco de la crítica eran los comportamientos "impropios" de esos nuevos ricos, se les motejaba de "ricos de avena", por haberse enriquecido rápido con un par de buenas cosechas de este cereal.


No me digan que la expresión no es curiosa. Seguro que en otros pueblos hay expresiones parecidas. No estaría de más conocerlas.

14 Comments:

  • por las pitas y las chumberas casi no parece que estes en Castilla parece mas cercano al Mediterraneo.
    ¿ahi no hiela mucho, verdad?

    By Anonymous Anónimo, at 8/25/2005 11:23 a. m.  

  • Pues es la provincia de Toledo, cerca de Cáceres. Las pitas y las chumberas las fotografié porque me parecieron curiosas, pero fíjate en la estupenda encina de otra foto. Los "aperos" mecánicos también son bastante castellanos, ¿no?

    By Blogger Wonka, at 8/25/2005 11:29 a. m.  

  • Se me olvidaba: este año sí ha habido importantes heladas, y sequías. Los pocos frutales que hay casi no tenían frutos, o eran muy pequeños, y las higueras daban brevas bastante pequeñas (pero riquísimas).

    By Blogger Wonka, at 8/25/2005 11:31 a. m.  

  • Lo decia porque creia que eran plantas mas de la costa mediterranea, de Malaga a Alicante.Aunque personalmente he visto higueras en Avila, por ejemplo.
    Curiosamente cuando te ofrecen los higos en el campo te informan:"No son de regadio si usted entiende lo que quiero decir".
    Y quieren decir, que no les interesa agrandar el fruto echandole agua si va a tener menos concentracion de azucar.
    Antes en La Mancha no les interesaba regar las vides porque obtenian mas "grado alcoholico" pero eso era antes de las subvenciones y de secar acuiferos.

    By Anonymous Anónimo, at 8/25/2005 12:20 p. m.  

  • Bueno, un amigo mío de Bilbao suele describir, de broma, a los "buenos partidos" de los pueblos como alguien que "tiene pinos".
    Pero no sé si la expresión se usa comúnmente para referirse a nuevos ricos.
    Me alegro de leerte de nuevo.
    Saludos

    By Blogger Josu, at 8/25/2005 2:54 p. m.  

  • Siguiendo con lo que decía anónimo, primero he visto las fotos, y excepto la primera, daba la sensación que nos ibas a hablar de las vacaciones en Méjico. Pues ni Méjico ni vacaciones, ya que parece que te has centrado en el trabajo de campo.
    Un saludo.

    By Anonymous RMF, at 8/25/2005 7:43 p. m.  

  • Voy a tener que poner otras fotos, pero lo cierto es que hay bastantes de esas pitas y esas chumberas por la zona. Claro, hay más encinas, olivos e higueras, pero no me llamaban tanto la atención.

    Otro saludo a Josu y a RMF.

    By Blogger Wonka, at 8/25/2005 11:23 p. m.  

  • Yo este verano he visto higueras a patadas por la costa de la provincia de Cádiz, en zona atlántica.

    Bienvenido, Wonka.

    By Anonymous Serlio, at 8/26/2005 8:52 a. m.  

  • Al final va a ser cosa del cambio climático :-)

    Un saludo, Serlio.

    By Blogger Wonka, at 8/26/2005 9:52 a. m.  

  • Interesantísimo tu artículo, gracias.

    En el fondo, encuentro horroroso que la gente se mueva por este tipo de razones. Además de muy poco ético. Porque, primero, corresponde a los contrayentes escoger, con toda libertad con quién se casan y segundo, porque encuentro demencial que primen razones de índole socioeconómicas para elegir a la persona con que te unes para toda la vida. No importa más el carácter, la dulzura, la comprensión que el dinero?

    De acuerdo a mi experiencia, muchos estos matrimonios que parecían el uno para el otro (exteriormente y de acuerdo a los cánones únicamente humanos) han terminado en fracaso (con o sin divorcio), sobre todo aquellos a los que los hijos fueron empujados por los padres.

    Claro que este es exactamente el caso opuesto al que tú expones.

    Y qué ocurrió con estos matrimonios en que la chica se casó embarazada, para vencer la oposición paterna por razones superficiales -por no decir tontas-? Fueron matrimonios qzue perduraron? Felices? Qué papel cumple el hombre en este jueguito? Está de acuerdo, sabe que la chica se queda embarazada?

    La verdad es que conozco sólo los casos en que la mujer se queda embarazada para cazar al hombre o bien para que dé el paso que no se atreve a dar. Aparte de los casos en que pasó sin intención alguna... esto es, por casualidad.

    By Anonymous Marta Salazar, at 8/27/2005 11:08 a. m.  

  • Marta: por los casos que yo conozco, han sido matrimonios como los demás, e general, bastante duraderos y, en el caso de los de los años cincuenta, con bastante progenie. Me da la impresión de que no pueden compararse a lo que aquí llamamos "bodas de penalty" (casarse por estar embarazada pero sin querer, del todo, una cosa o la otra).

    By Blogger Wonka, at 8/27/2005 1:31 p. m.  

  • Los matrimonios con novia preñada han sido muy comunes en la España rural (lo digo sin datos "gruesos") pero con conocimiento de causa por el pueblo en el que vivían mis padres cuando nací- años 50, secano aragonés- y la tradición de que las mozas hasta que no estaban preñadas no se casaban. Cuando eso ocurría (quedarse preñadas) y hasta que se casaban el novio podía ir a dormir la siesta a casa de la novia y se decía que la pareja ya se había "echado los dichos", nadie ha sabido explicarme qué quería decir. Pero, eso sí, todos los embarazos acababan en boda, en todo el tiempo en que vivieron mis padres en el pueblo y fueron algo más de siete años (ellos eran forasteros y ajenos al sistema social del pueblo) sólo se casó una moza sin estar embarazada y fueron muy comentadas sus bondades y virtudes. Pero quizá no pueda generalizarse tanto y haya habido grandes diferencias, por ejemplo mi padre no contaba historias similares de su pueblo, él había nacido en en un pequeño pueblo guipuzcoano rural del Aizgorri. Es cierto que la religiosidad vasca no era como la aragonesa de secano, en aquel pueblo de Aragón sólo iban a misa las mujeres y el alcalde (acompañado de su perro, tarea que heredaba el alcalde en funciones en caso de que el titular estuviera de viaje.

    ¡Feliz retorno!, volveremos a leerte.

    Por cierto, las gallinas de Guinea no son tan raras, las he visto en bastantes corrales.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 8/28/2005 10:48 p. m.  

  • Salvatierra: quizá alguien ha estudiado esas "tradiciones" del mundo rural español. Si no, merecería la pena, al menos, recordarlas como estamos haciendo aquí.

    Respecto a lo de las gallinas (de la anotación siguiente), qué quieres, a mí sí me parecieron raras, pero uno es absolutamente urbanita.

    By Blogger Wonka, at 8/28/2005 11:18 p. m.  

  • Tengo algún problema colgando comentarios. Wonka, las gallinas de guinea son las pintadas, probablemente hayas oído más ese nombre, porque son muy apreciadas en la cocina, trufadas, guisadas. Lo de pintadas puedes imaginarte de dónde viene habiéndolas visto con su plumaje tan bonito. He intentado colgar antes un comentario al respecto pero mi máquina o mi conexión falla como una escopeta de feria. Lo siento si va repetido.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 8/29/2005 10:12 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home