WonkaPistas

4.10.05

El Premio Nobel de Medicina a dos "heterodoxos"

Ayer concedieron el Premio Nobel de Medicina a Barry J. Marshall y a J. Robin Warren, "por su descubrimiento de la bacteria Helicobacter pylori y su papel en la gastritis y la úlcera péptica". Como dice la Fundación Alfred Nobel en su nota de prensa (mis negritas):

Este año el Premio Nobel en Fisiología o Medicina se concede a Barry Marshall y Robin Warren, quienes con tenacidad y una mente preparada desafiaron los dogmas predominantes. Con tecnologías generalmente disponibles ..., arguyeron irrefutablemente que la bacteria Helicobacter pylori provoca enfermedades...

En 1982, cuando ... descubrieron esta bacteria, el estrés y el estilo de vida eran considerados como las principales causas de las úlceras pépticas. Hoy está firmemente establecido que la Helicobacter pylori causa más del 90% de las úlceras duodenales y hasta el 80% de las úlceras gástricas.
El descubrimiento de estos investigadores no fue menor, pues contribuyó a aliviar, con un coste económico muchísimo más reducido que los tratamientos anteriores (medicamentos antiácido casi de por vida, intervenciones quirúrgicas), los padecimientos de millones de personas. Antes, a éstas, los médicos, inmersos en el paradigma de los estilos de vida como causantes de enfermedades, les aconsejaban, además de antiácidos, que cambiaran su modo de vida, que vivieran con menos ajetreo, o, entre otras cosas, que dejaran de fumar, pues estupendos estudios epidemiológicos "confirmaban" la asociación entre las úlceras pépticas y el hábito de fumar. Al final, iba a ser que no.

La nota de prensa comentada pone los acentos donde debe y usa palabras duras pero certeras: "desafiaron los dogmas predominantes". La misma nota de prensa pone en contexto el descubrimiento de Marshall y Warren, recordando otras enfermedades asociadas con la bacteria (tal como el cáncer de estómago) y comentando el campo que ayudaron a reabrir con su descubrimiento, esto es, el del posible origen microbiano de otras enfermedades crónicas de tipo inflamatorio:

Many diseases in humans such as Crohn's disease, ulcerative colitis, rheumatoid arthritis and atherosclerosis are due to chronic inflammation. The discovery that one of the most common diseases of mankind, peptic ulcer disease, has a microbial cause, has stimulated the search for microbes as possible causes of other chronic inflammatory conditions.

Muy cierto. Al hilo de esta afirmación cabría recordar que otra enfermedad asociada a "estilos de vida" (al consumo de tabaco, en este caso), el cáncer de útero, ha sido finalmente asociada, en un altísimo porcentaje de casos a la infección por un virus (el papiloma humano). Con menos certidumbre, también se está reconsiderando el papel de infecciones relativamente comunes en las enfermedades cardíacas. Una de ellas es la producida por la Chlamydia pneumoniae, que no sólo se ha asociado a enfermedades cardíacas.

Se preguntarán de dónde saco yo estas últimas informaciones, pues se lo digo. De smokershistory.com, una página deliciosa, por el enorme caudal de información que contiene, por el ordenado desorden con que la presenta y, especialmente, por la descabellada en su vertiente más exagerada teoría de la conspiración que anima la investigación y la argumentación de la autora de la página: Carol A. S. Thompson. Su primer (o segundo) objetivo es recordarnos que en muchos estudios epidemiológicos, a pesar de tener en cuenta una gran (o pequeña, en muchos casos) cantidad de posibles variables confusoras (por ejemplo: el nivel socioeconómico, el sexo, la edad, otras enfermedades) que pueden afectar a la relación estadística entre una enfermedad (los ataques al corazón, por ejemplo) y una posible causa (el hábito de fumar), se les olvida una principal: el papel que pueden desempeñar las infecciones. El ejemplo de la úlcera gástrica y del cáncer de útero es muy claro: si tenemos en cuenta el papel de la Helicobacter y del papiloma humano, la asociación estadística entre consumo de cigarrillos y úlcera / cáncer de útero bien desaparece, bien se reduce muchísimo.Thompson se centra en la relación del hábito de fumar con tantas y tantas enfermedades, pero su idea puede ser válida, al menos, como cautela añadida para el lector de estudios epidemiológicos.

El estilo de Thompson es furibundo, como buena creyente en una cruzada, pues su segundo (o primero) gran objetivo, es desenmascarar la supuesta conspiración que ha llevado a que se privilegien las hipótesis relativas al estilo de vida (fumar, por ejemplo) en la explicación de enfermedades cardíacas y cánceres de todo tipo. Una conspiración que habría dado lugar a la formación de un poderoso establishment de salud pública en EEUU y, desde ahí, en el resto del mundo. Incluso de esta dimensión de su página se puede aprender, pues no es necesario compartir toda su teoría; basta con acudir a las fuentes documentales y las publicaciones científicas que ella aduce y formarnos nuestro propio juicio. A mí, desde luego, me parece una página llena de sugerencias, a tomar, como siempre, cum grano salis, claro.

2 Comments:

  • La página tiene pinta de ser interesante, pero entre lo larga que es y lo complicada para los que tenemos el inglés cogido con pinzas, te lo confirmaré dentro de unos meses :P

    By Anonymous Serlio, at 10/05/2005 7:17 a. m.  

  • Mentiras sobre humo secundario

    Los contra-fumadores utilizan fraude científico para culpar falso el humo secundario para cáncer y otras enfermedades en no fumadores; los científicos verdaderos del Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. fueron opuestos a la clasificación de ETS como un agente carcinógeno del grupo A; el informe del EPA sobre humo secundario fue escrito vía contratos ilegales a los cómplices del contra-fumadores, bajo protección política de un crony de presidente anterior George H.W. Bush - y los medios han encubierto todo

    http://www.smokershistory.com/mentEPA.html

    By Blogger Carol, at 4/24/2006 11:17 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home