WonkaPistas

2.11.06

Ciutadans consigue votos a costa, sobre todo, del PSC (gráficos curiosos XL)

Con los datos sobre las elecciones catalanas de ayer que amablemente proporciona la Generalitat de Catalunya, pero con ciertas dificultades para su extracción, podemos hacer nuestros propios juegos e imaginar cómo se han producido los trasvases de voto.

Como no tengo a mano la versión del Access que me haría falta para manejar la base de datos que proporciona la Generalitat, y ante la dificultad de poner juntos los datos de todos los partidos para toda Cataluña, me he limitado a juguetear con los datos de la provincia de Barcelona a escala municipal. En realidad, casi todo se ha jugado en esta provincia. Y para evitar tener municipios muy pequeños en los que la variación del voto a partidos pueda ser muy grande simplemente por eso, he limitado el análisis a los 200 municipios más grandes (medidos por el número de votos depositados en 2006).

En el primer gráfico se observa cómo a medida que aumenta el voto a Ciutadans disminuye el voto al PPC, pero el coeficiente R2 es muy pequeño (0,099), lo que sugiere una relación muy poco fuerte entre ambas variables.





En el segundo, sin embargo, sí se ve con cierta claridad que al aumentar el voto a Ciutadans cae el del PSC. Esta vez el coeficiente R2 no es pequeño (0,435), lo que apunta a que el nuevo partido sí le ha hecho pupa a los socialistas.


¿Les ha hecho alguna pupa el crecimiento de IpC? Parece que no mucha, a la luz del tercer gráfico. En él se ve cómo, si acaso, la variación del voto de IpC y PSC se mueve a la par. De todos modos, R2 es muy pequeño (0,041), por lo que yo me atrevería a decir que la relación entre ambas variables es casi inexistente.




En realidad, lo más probable es que el aumento del voto de IpC haya hecho algún daño a ERC. Algo así sugiere el cuarto gráfico, con un R2 moderado (0,236) tirando a bajo.





¿Y el éxito de CiU? En parte, pudiera deberse a trasvases netos de voto procedentes del PSC, como sugiere el quinto gráfico (R2=0,278).




A mi juicio, sin embargo, lo fundamental en esto último es el grado de participación. No voy a incluir (al menos no hoy) los gráficos que lo muestran, pero el porcentaje de participación correlaciona positivamente, con fuerza, con el voto a CiU (y, con menos fuerza, a ERC), mientras que correlaciona negativamente, también con fuerza, con el voto al PSC (y, con menos fuerza, al PPC y a Ciutadans). Es decir, puede que lo que haya ocurrido es que los votantes de CiU se hayan quedado menos en casa que los del PSC, y no necesariamente que haya habido un trasvase de votos significativo entre ambos.

En fin, no les aburro más. La gracia de estos dibujitos era mostrar cómo algunas de las hipótesis que se barajan sobre los resultados de las elecciones tienen cierto fundamento. Al menos, provisionalmente, y a falta de un verdadero análisis con todos los datos.

11 Comments:

  • Yo estaba haciendo en este mismo momento el análisis por comarcas, pero con otro enfoque. En lugar de correlacionar los resultados de este año entre partidos, estaba correlacionando los resultados del 2003 del CiU, ERC, PP y PSOE con los resultados de Ciudadanos en esta convocatoria. Sigo en ello.

    By Blogger Topo Universitario, at 11/02/2006 6:26 p. m.  

  • En general coincides con mis análisis dos horas antes del cierre electoral, en la bitácora de Daniel Tercero.
    http://www.danieltercero.net/archivo/2006/11/elecciones_auto.html

    Te has dejado un detalle, importante. Ciutadans/Ciudadanos no sólo ha sufrido trasvase de votos del PSC-PSOE (muchos de sus 3.500 militantes proceden de ese partido -creo que ICV tiene menos militantes), también DESDE LA ABSTENCION.

    Esa va a ser una gran fuente de votos en el futuro, porque ahora hay una ALTERNATIVA, hay ESPERANZA e ILUSION (suena a slogan).

    PD: en Taragona ciudad, el 4,5% de los votos. Un poco más y concejal (el actual alcalde, de CiU, no se presenta y el sustituto no tiene carisma alguno, así como el del PSC-PSOE).

    By Blogger maty, at 11/02/2006 7:07 p. m.  

  • CiU ha perdido 100.000 votos; el PSC, 240.000; ERC, 130.000 y el PP, 80.000. ICV ha ganado 40.000 y Ciutadans, 89.000

    By Blogger maty, at 11/02/2006 7:08 p. m.  

  • Aquí mis resultados.

    By Blogger Topo Universitario, at 11/02/2006 9:01 p. m.  

  • Excelente análisis, gracias por la información.

    By Anonymous Demosthenes, at 11/03/2006 2:16 a. m.  

  • Me han gustado los R^2's. Confirma la intuición también. Los votos de
    Ciudadans vienen del PSOE.

    Hay, al menos, una pregunta, de todos modos. ¿Dónde ha perdido un escaño el PP? Se ha podido ir a CIU también. Para ver esto habría que hacer una regresión con más variables. Habría que poner variación de votos de CIU como
    dependiente y variaciones de PP y de PSC a la dcha. Así se controla por el aumento de votos de PSC para ver si aun contando con la variación de PSC, la caida de PP
    explica algo de la subida de CIU... es interesante.

    By Anonymous Smith, at 11/03/2006 8:49 a. m.  

  • Hola. He hecho mi propio gráfico sobre los resultados obtenidos en las elecciones catalanas

    http://surlandia.com/2006/11/02/resultados-electorales-en-cataluna/

    By Anonymous juan, at 11/03/2006 12:39 p. m.  

  • Estas elecciones del día 1 de noviembre al Parlament de Cataluña se han saldado con unos resultados que aparentemente son tranquilizadores para el PPC, al menos en número de escaños. Pero esa aparente tranquilidad que todo el enquistado aparato popular catalán quiere transmitir se viene por los suelos entrando al detalle en el análisis de los resultados de las elecciones, y mucho más cuando cotejamos los resultados del PPC con los de Ciutadans-Partit de la Ciutadania.

    Pese a no notarse excesivamente en el número de escaños, el PP ha perdido 80.000 votos, concentrados prácticamente todos ellos en el área metropolitana de Barcelona (donde el discurso de Ciutadans ha llegado a la gente, gracias al ingente trabajo de esta formación). Esta bajada supone perder el veinte por ciento del electorado; es decir, 1 de cada 5 votantes del PP no le ha validado su confianza a Piqué. Éste y su cada vez más menguado ejército de colaboradores podrán venderlo como quieran, pero con esa reducción del voto, difícilmente Rajoy va a ser presidente del Gobierno.

    Y lo más curioso es que Ciutadans ha obtenido 89.000 votos, casi los que ha perdido el PP. Y, personalmente, creo y afirmo que esos 80.000 votos que ha perdido el PP, ese 20 por ciento de votantes que no le han votado, han votado a Ciutadans de Cataluña. Y, evidentemente, han votado a Ciutadans porque es el único partido que, a diferencia del PPC, defiende la línea que quiere el votante no nacionalista en Cataluña. Hoy sólo es creíble la defensa del bilingüismo, del no nacionalismo y de los principios liberales de boca de Albert Rivera. De boca de Josep Piqué o Montserrat Nebrera, suena a engaño. Y supongo que el PP tiene claro que a partir de ahora a Ciutadans, con los recursos y presencia mediática de un partido parlamentario, no va a hacer más que crecer. El 20 por ciento que le ha quitado ahora al PP en autonómicas será un 40 en municipales, y de no reaccionar, un 60 en generales.

    Y, para que sirva de ejemplo, vamos a intentar analizar los resultados de las votaciones en los principales municipios de Cataluña, para ver que el retroceso del PP es casi idéntico a los votos que obtiene Ciutadans de Cataluña. Si nos situamos en la ciudad de Barcelona, donde los resultados del PP han sido nefastos (en gran parte de los distritos el PP ha sido quinta fuerza, cuando con Alejo Vidal-Quadras fue la segunda de Barcelona), tenemos un PP que ha perdido 29.365 votos, de 123.297 que tenía, es decir, casi una cuarta parte de los votantes del PP de Barcelona ciudad no han votado al PP. Ciutadans ha obtenido 31.951 votos: lo que ha perdido el PP lo gana ciutadans.

    Si seguimos en la comarca del Barcelonés, nos encontramos otros grandes municipios catalanes donde también se ve con meridiana claridad este trasvase de votos: en Badalona el PP ha perdido 2.389 votos y Ciutadans ha obtenido 3.467. En Hospitalet, el PP ha perdido 3.901 votos, y Ciutadans ha obtenido 4.082 votos. En Santa Coloma de Gramenet el PP ha perdido 1.415 votos, y Ciutadans ha obtenido 1.828 votos. En San Adrián del Besós, el PP ha bajado 529 votos, y Ciutadans ha obtenido 466.

    Pero no es solo en el Barcelonés, comarca clave para la obtención de representación parlamentaria de Ciutadans y auténtico escenario del descalabro del PP, sino en otras importantes ciudades catalanas (donde, además de en el Barcelonés, Cituadans ha hecho campaña), también importantes para la victoria de Rajoy, observamos el mismo trasvase de votos; por ejemplo, en Igualada el PP pierde 885 votos, mientras Ciutadans obtiene 522; en Manresa el PP baja 512 y Ciutadans obtiene 369; en Reus el PP pierde 600 y Ciutadans obtiene 1.045; en Castelldefels el PP pierde 834 y Ciutadans saca 1.208; en Cornellá el PP baja 1.245 y Ciutadans saca 1.674; en Esplugues el PP pierde 821 votos y Ciutadans saca 921; en El Prat el PP pierde 521 votos y Ciutadans saca 783; en Sant Boi el PP pierde 1.004 votos y Ciutadans saca 917; en Sant Feliu el PP pierde 627 votos y Ciutadans saca 852; en Viladecans el PP pierde 612 votos y Ciutadans obtiene 852. En Sitges el PP pierde 400 votos, sacando Ciutadans 441, y en Vilanova i la Geltrú 731, ganando Ciutadans 663. En Mataró el PP pierde 1.626 votos y Ciutadans saca 1.237. En Tarragona capital, el PP pierde 2.100 votos y Ciutadans obtiene 3.528.

    Si seguimos mirando el Vallés Oriental y en el Occidental (otra de las comarcas donde Ciutadans ha hecho campaña) la tónica es idéntica: en Badia el PP pierde 210 votos y Ciutadans saca 244; en Barberña el PP pierde 311 y Ciutadans saca 452; en Cerdanyola el PP pierde 953 y Ciutadans saca 1.636; en Montcada, el PP pierde 215 y Ciutadans saca 313; en Rubí el PP baja 531 votos y Ciutadans saca 1.035; en Sabadell el PP pierde 1.600 votos y Ciutadans saca 2.181; en Terrassa el PP pierde 1.400 votos y Ciutadans saca 2.192. Sant Cugat ve bajar al PP 900 votos y a Ciutadans obtener 1.742.

    Entre todos estos municipios, sumando otros como Santa Perpétua de la Moguda, La Llagosta, Canovelles, El Masnou, Calafell, El Vendrell, Corberá de Llobregat, Martorell, Ripollet, Mollet, Granollers, Premiá de Mar, obtenemos los casi 90.000 votos de Ciutadans. 90.000 votos que han obtenido de los municipios donde el PP ha bajado. En el resto de municipios, donde la presencia de Ciutadans ha sido más bien modesta (por no haber podido llegar su campaña, dado el boicot de los medios y sus modestos recursos) y su número de votos casi insignificante, el PP no ha sufrido bajada alguna. Los votos del PP en Lérida, Gerona, la Barcelona profunda o la Tarragona interior casi no se han alterado. Donde Ciutadans no era un producto al alcance claro del votante, el PP ha mantenido el número de votos. Por ejemplo, por citar algunos pueblos: en el Pla de Santa María, el PP tuvo en el 2003 64 votos, ahora ha obtenido 67, en Cardona el PP solo pierde 10 votos, que son los justos que gana Ciutadans, en Moià, donde el PP saca los mismos 44 votos que ya sacó o en Barberà de la Conca, donde el PP solo pierde el voto que gana Ciutadans. El PP solo baja donde entra claramente Ciutadans.

    Por el contrario, donde Ciutadans estaba presente en la calle, Ciutadans ha obtenido un número de votos muy similar al que ha perdido el PP. Y creo que el fenómeno nos puede llevar a afirmar que es muy posible que uno de cada cinco votantes del PP de Cataluña ha votado a Ciutadans. Y, evidentemente, solo que se mantuviese esa tónica aplicada a toda Cataluña, el PP perdería algo más que 1 escaño.

    Pero, como puede alegar algún defensor del “éxito” de Piqué, ¿No es posible afirmar que el voto del PP está también en los votos en blanco y en la abstención? Al margen que la situación que recoge este argumento, que ya me he tenido que oír, es igual de alarmante, ya que el PP pierde los mismos votos en una coyuntura general, con la tramitación del Estatut y la radicalidad de la política catalana, que debería haber provocado una mayor participación del electorado popular, en vez de una menor y una actitud desdeñadamente abstencionista. Pero, volviendo a la premisa inicial y respondiendo a la pregunta planteada, está claro que la abstención no viene del voto del PP; y lo afirmo no sólo por la coyuntura que se ha vivido esta legislatura, que ha dado una importante motivación para no abstenerse al voto popular, sino porque numéricamente se puede demostrar fácilmente que el voto abstencionista sale de los tres primeros partidos en su mayoría. Ejercieron en estas elecciones su derecho a voto 2.959.027 catalanes, lo que supone, ya que en 2003 se contaron 3.264.247 papeletas, 305.220 votantes menos, o lo que es lo mismo, prácticamente la suma de los votos que pierden CiU, PSC, ERC más la subida de IC-V. Está bastante claro que el voto del PP se ha ido a Ciutadans, y aunque la baja abstención haya maquillado la situación, el cadáver sigue muerto, y no tardará, en cuanto volvamos a ir a las urnas y la participación se recupere, en empezar a oler.

    Es evidente que si el PP quiere hacer algo en Cataluña, ni que sea existir, debe iniciar un profundo proceso de transformación interna, renovando estructura, líder (seguro que Piqué puede tener mil interesantes ofertas de trabajo que atender) y discurso, volviendo al discurso que jamás tuvo que abandonar. Y las urnas han dado un claro aviso, que, de no atenderse, puede dejar al PP como algo testimonial en las próximas elecciones. Con estos resultados, prácticamente el PP perderá en las próximas municipales la mitad de sus concejales, descalabrándose estrepitosamente en grandes municipios que deberían ser el empuje de Rajoy en las generales y no llegando al corte en la gran mayoría de pequeños municipios de todos los rincones de Cataluña.

    O reacciona Rajoy y purga el PPC rápido, o que se vaya preparando para no rascar ni bola en Cataluña, y tener en el congreso de los diputados una presencia de diputados catalanes sensiblemente más menguada. Pero al menos si que me gustaría pedir a Rajoy que se sincere con nosotros y nos diga si le da igual lo que le pase al PPC, ya que en ese caso lo más adecuado sería que los sufridos y hoy bastante tristes militantes, simpatizantes y votantes del PP cambiasen de partido antes de que les siga haciendo perder el tiempo y el voto con Piqués, Neberas, Vendrells y demás sucedáneos convergentes. Como dijo César al cruzar el Rubicón, la suerte está echada, y el PP ha perdido al veinte por ciento de sus votantes de momento, y muchos más me temo que serán si no hay la reacción lógica.

    By Anonymous Anónimo, at 11/07/2006 1:17 p. m.  

  • Qué gráficas más bonitas! Qué análisis más riguroso! Gracias!

    By Anonymous tuprimachica, at 11/09/2006 12:44 p. m.  

  • El análisis de la 1:17 publicado por anónimo es tremendamente extenso y completo, pero parte de un considerable error... Según sus palabras, hay 80.000 votantes que dejaron de votar al PP para pasar a votar a Ciutadans.

    Yo me pregunto... ¿Los votos que perdieron todos los demás partidos se fueron a la abstención y la totalidad de los que perdió el PP pasaron a Ciutadans? Lógica, lo que se dice lógica, no tiene demasiada.

    By Anonymous Anónimo, at 11/09/2006 11:32 p. m.  

  • La razón es muy simple y ya la apuntó hace años Josep Pla -a quién supongo que nadi tacharía de nacionalista: nada se parece más a un español de derechas que un español de izquierdas.

    Alternativa, esperanza, ilusión? Hay lo de siempre: el nacionalismo español se considera no nacionalista porque su estado es una realidad política y no necesita ser reivindicado constantemente. Pero qué pasa cuando es otro el que reivindica su nacionalidad? Que es un aldeano... Manda güevos.

    By Anonymous Anónimo, at 11/12/2006 7:52 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home