WonkaPistas

11.2.10

¿1.500 muertes menos por la Ley antitabaco de 2005?

Al parecer, según los que han presentado un estudio de la Sociedad Española de Epidemiología sobre los efectos de la ley antitabaco de 2005, o según los periodistas que han asistido a la presentación, que nunca se sabe, dicha ley nos ha servido para reducir en 1.500 las muertes anuales relacionadas con el consumo de tabaco. ¿Será verdad?

Para comprobarlo, disponemos del texto completo del estudio, que gentilmente proporciona la SEE en su página web. Busquen, busquen en el texto una afirmación tajante como la de la evitación de 1.500 muertes. No la encontrarán. Lo más que encontrarán en las conclusiones del capítulo sobre los efectos de la ley para la salud es:


La entrada en vigor de la Ley 28/2005 parece que ha tenido efectos benefciosos para la salud de la población general, en términos de una reducción de los ingresos hospitalarios por infarto agudo de miocardio y de la morbilidad respiratoria de los trabajadores no fumadores del sector de la hostelería.

Y en las conclusiones del estudio:

5. La ley ha tenido un impacto positivo en la salud, específcamente en la reducción de los síntomas respiratorios en los trabajadores de la hostelería. Además, hay datos preliminares que sugieren una reducción de los casos de infarto de miocardio en la población general.

"Parece", "sugiere que". Y ninguna cifra en las conclusiones. ¿Y en el texto? ¿Cuál es la sustancia en que se basan esas conclusiones y, en particular, la afirmación de las 1.500 muertes evitadas? La siguiente, una sustancia más etérea que el humo del tabaco (mis negritas):

Para complementar esta información sobre morbilidad se presenta una estimación de la mortalidad atribuible al consumo de tabaco, para población general >= 35 años, asumiendo un escenario hipotético con una reducción de la prevalencia debida a la ley. Así, si la actual tendencia decreciente se acelerara gracias a la Ley 28/2005, y si la prevalencia en el año 2010 descendiera aproximadamente un 20% en términos relativos, la mortalidad atribuible al tabaquismo contaría con 1070 defunciones menos en hombres y 289 en mujeres (Tabla 5.1). De manera similar, si la prevalencia de exposición al HAT en los hombres entre 35 y 64 años se mantuviera hipotéticamente en los hogares y disminuyera un 80% en términos relativos en el ámbito laboral, la mortalidad atribuible al HAT descendería en 121 muertes anuales, mientras que en las mujeres de la misma franja de edad, asumiendo un descenso relativo del 25% (ya que parten de una prevalencia de exposición menor), la mortalidad atribuible descendería a 51 muertes (Tabla 5.1). De manera conjunta, la reducción en el consumo de tabaco y en la exposición al HAT tendría un impacto de 1482 muertes menos al año.

Sepan que HAT no es sombrero, sino Humo Ambiental del Tabaco.

Como ven por las negritas, se trata de un escenario hipotético, previsto para 2010, en el caso de que se cumplieran determinados supuestos. O sea, nada referido a lo que ha ocurrido, sino a lo que podría ocurrir. Y, en todo caso, los datos mezclarían dos efectos: el de la caída previa a la ley y el de la hipotética caída extra.

Lo mejor es que el supuesto fundamental (el que implica la caída de un mayor número de muertes), de reducción extra de la prevalencia del consumo de tabaco, no se sostiene ni con los datos del propio estudio. En el capítulo dedicado a los efectos de la ley en la prevalencia del consumo de tabaco se concluye (mis negritas):

Con la información disponible en la actualidad, los resultados no sugieren ningún impacto de la Ley 28/2005 sobre los indicadores de consumo de tabaco. En general, el descenso en la prevalencia de fumadores y en el número de cigarrillos consumidos, así como el aumento del abandono del tabaco, reflejan una continuación de la evolución temporal a corto y medio plazo observada antes de la entrada en vigor de la ley.

Repitan conmigo: "ningún impacto de la Ley 28/2005 sobre los indicadores de consumo de tabaco". La tendencia a la baja es previa a la ley y se ha mantenido después sin cambios discernibles.

Entonces, ¿en qué se basan para partir de la hipótesis de que la ley acelerará la caída en la prevalencia? En nada. Lo suponen y ya está.

Luego quieren que confiemos en los científicos...

Etiquetas: ,

17 Comments:

  • Yo habría subrayado también en ese último párrafo lo de:

    ...reflejan una continuación de la evolución temporal a corto y medio plazo observada antes de la entrada en vigor de la ley.

    Vamos, que no se conforman con que descienda el consumo por sí sólo (al menos a c.p. y m.p., no se cómo cuantifican eso exactamente), sino que quieren actuar de catalizador. Precisamente uno de los argumentos en todas las prohibiciones del tabaco ha sido que "si no, la gente nunca dejará de fumar". Por supuesto que la decisión individual de quitarse o no el vicio nunca cuenta, y ahora van a por la libertad comercial.

    Acabrán diciendo que música hay que poner en los bares ... si no, al tiempo.

    Saludos.

    By Anonymous spartan, at 2/11/2010 6:03 p. m.  

  • Wonka, esto es un cachondeo. Si ves las declaraciones literales de la rueda de prensa, te partes: resulta que las 1.500 muertes son ahora "un mínimo" y las atribuyen "sólo" a infartos y cánceres de pulmón.
    Todo de broma.
    He puesto una pequeña entrada remitiendo aquí desde Malaprensa.

    By Blogger Josu, at 2/11/2010 6:35 p. m.  

  • Wonka, aunque tu análisis me parece de lo más correcto en general, me parece que al final patinas. Preguntas que en qué se basan para la hipótesis de que la ley acelerará la caída en la prevalencia. En nada, afirmas. Y ahí es donde creo que te estás olvidando de alguna parte.

    En el capítulo 5, pág. 26, dicen los autores:
    "Los datos indicaron un descenso significativo de la tasa estandarizada de hospitalización por esta causa, del 11% en hombres en el período 2005-2006, coincidiendo con la entrada en vigor la ley. Aunque esta reducción no se puede atribuir exclusivamente a la ley, pues abarca un corto espacio de tiempo que no permite apreciar plenamente la tendencia descendente previa, se pudo constatar que su magnitud fue mayor que la observada en el período 2004-2005, y coincide asimismo con una disminución más acentuada de la prevalencia del consumo de tabaco en Barcelona en el mismo período. Además, estos resultados son consistentes con los descritos
    en diversos estudios realizados en Estados Unidos y Europa"


    Estos resultados que presentan en la tabla de la misma página, indican que en estos estudios se produjo una disminución significativa (entre algo menos de un 10 y cerca de un 40%) en los ingresos en otros países tras implementar medidas antitabaco.

    Olvidas también señalar que en el capítulo de exposición al HAT si que se muestra que la ley si ha supuesto una reducción clara de exposición al HAT, y aquí creo que está claro que la reducción se ha debido a la ley: la reducción ha sido mucho menor (si la ha habido) en el hogar, donde la ley no afecta, y si que ha sido espectacular en lugares de trabajo (Tabla 4.1).

    La hipótesis de reducción de un 20% en la prevalencia del tabaco a mi me parece exageradamente optimista, pero decir que no hay ningún fundamento para suponer un efecto de la ley en la bajada me parece que es menos correcto aún.

    By Blogger Emilio, at 2/11/2010 8:22 p. m.  

  • Creo que más bien es la tendencia al redondeo: 1482=1500. Tratándose de una ESTIMACIÓN, no viene de 18.

    By Anonymous Anónimo, at 2/11/2010 8:26 p. m.  

  • Emilio. Creo que me he debido de explicar mal. Cuando hablo de prevalencia me refiero, como he indicado antes, a prevalencia en el consumo de tabaco (porcentaje de fumadores, por así decirlo), no de HAT ni de otras cosas. La ley seguro que ha producido una reducción de la exposición al HAT en el trabajo, sin duda.

    De todos modos, no te fíes de lo que digo yo acerca de la influencia de la ley en la evolución del porcentaje de fumadores (=prevalencia). Fíate de lo que dicen en el propio informe y que yo recojo en la anotación: "ningún impacto".

    By Blogger Wonka, at 2/11/2010 9:20 p. m.  

  • Dos cositas:
    el hecho de evitar muertes no supone que una ley sea buena.De hecho, una ley que obligara a la gente a cenar verduras y hacer deporte sería estadísticamente estupenda, si no fuera por la palabra "obligara".
    Por otra parte, la obligación de la abstinencia en lugares de trabajo, que en principio puede ser aceptable,no justifica una ley que obliga a los propietarios de los locales de ocio y a sus clientes a aceptar la imposición de terceros.

    El que las estadísticas estén o no falseadas es irrelevante frente al atropello de las libertades.

    By Blogger Gavión, at 2/11/2010 10:13 p. m.  

  • Al igual que Josu, en cuanto lo oí supe que era mentira. Ni siquiera la heroína mataba en tan poco tiempo.Si fumar no mataba en tan poco tiempo, no podía dejar de matar en tan poco tiempo. Pero parece que pocos tuvieron dudas en la rueda de prensa: los presentadores y la nota de prensa debieron ser muy convincentes como para que los periodistas no se sintieran raros al decirlo/escribirlo. Seguro que en la nota ni en la presentación dijeron nada parecido a "ningún impacto".

    Pero lo de alterar la percepción de la verdad por el tabaco (o por echarle un cable al Gobierno, quién sabe) no parece nuevo: aquí está este artículo de Javier Marías para dejar constancia.

    Teramenes

    By Anonymous Anónimo, at 2/12/2010 1:55 a. m.  

  • "Luego quieren que confiemos en los científicos..."

    Perdona Wonka, pero yo, después de leer la entrada sigo confiando en los científicos (no hacen afirmaciones tajantes en su exposición. Creo que la conclusión correscta sería que EN QUIEN DESDE LUEGO NO PODEMOS CONFIAR ES EN LOS POLÍTICOS

    By Blogger Zuppi, at 2/12/2010 2:58 p. m.  

  • Estoy de acuerdo con Zuppi. Más que desconfiar de los científicos, hay que desconfiar de políticos y titulares de prensa. Gracias por el análisis de la noticia.

    By Anonymous Juan, at 2/13/2010 5:30 p. m.  

  • Qué bueno es leerte. Me parece que fue ayer cuando en el telediario de la tve anunciaban eso que mencionas a bombo y platillo. Le dije a mi marido: "no me lo creo". Ja. Gracias por confirmar mi intuición. Un saludo.

    By Blogger DasGretchen, at 2/14/2010 12:47 a. m.  

  • Pues yo estoy con Wonka. Que los periodistas han sido un poco palurdos (o políticamente correctos, o ambas cosas) interpretando las cifras, cierto. Pero a estas alturas de la película, según los últimos estudios de la ONU, ya sólo queda un pequeño grupo de humanos (la tribu de los Obingui, que reside cerca del Gorongoro) que desconoce el hecho de que un periodista con una cifra tiene más peligro que un chimpancé con dos pistolas.

    La confusión se produce pero, cabe imaginar, es probablemente interesada.

    By Blogger JdJ, at 2/15/2010 4:40 p. m.  

  • Los científicos no hacen afirmaciones tajantes pero se hacen pajas mentales. Hacen una hipótesis basada en algo que ya saben que no ha ocurrido. Eso no lo hacen ni los periodistas: los periodistas lo dan como cierto directamente. Al menos son coherentes.

    By Anonymous A.B., at 2/15/2010 4:52 p. m.  

  • Teramenes: La heroína no mata tanto como puedes suponer. El Observatorio Nacional sobre Drogas calcula aproximadamente 1000 muertes al año por consumo de drogas ilegales en España. Otro tema son las enfermedades adquiridas por la vía de administración en los adictos a drogas por vía parenteral: hepatitis B, C, VIH, etc.
    Sin embargo estudios publicados en revistas científicas tanto nacionales como internacionales (revisadas por pares) estiman que sólo el tabaquismo activo en España ocasiona 50 MIL muertes cada año en España. En el caso del tabaquismo pasivo el numero anual de muertes estimadas estaría alrrededor de las 2000.

    By Anonymous Anónimo, at 2/18/2010 9:03 p. m.  

  • ¡Menos mal! Ya empezaba a pensar que soy el único que pone en cuestión todos estos estudios con los que nos abruman los mamporreros de la industria farmacéutica. Hablan de muertos al más puro estilo estalinista (recuerdo la frase "Un muerto es una tragedia; un millón, una estadística").

    El problema es que hemos dejado de creer en los curas, que nos prometían la vida eterna más allá, para caer en las garras de los médicos, que nos prometen la vida eterna más acá. Los curas sirven a una multinacional, que se llama Iglesia, con sede en el Vaticano, y estos médicos, los de la SEE, el CNPT y demás, son prelados de la industria farmacéutica, con sede en la OMS.

    ¡Yo estoy hasta las narices! Sobre todo de que la prensa publique textualmente lo que dice esta peña, sin preguntar cosas básicas: ¿quién ha hecho este estudio? ¿Con qué método? ¿Con qué base? ¿Quién lo ha pagado? No sé. Viene un tío y, porque es médico, te dice que se han salvado 1.500 vidas y tú, que eres memo (porque eres periodista), pones comillas y te desentiendes, porque lo dice él, no tú. Pues yo, que soy periodista, no estoy de acuerdo con ese concepto de mi profesión, que se ha convertido en el Gremio del Corta y Pega, sin análisis, sin fuentes, sin preguntas, sin nada. Una mierda, vaya.

    Perdón. Que me he calentado.

    Si queréis firmar contra la ley del tabaco, en www.prohibidoprohibir.org están recogiendo firmas. Un saludo a todos, que me he alegrado mucho de encontrar este blog.

    Jaime Alegría

    By Anonymous Anónimo, at 2/23/2010 11:53 a. m.  

  • Anónimo:

    La heroína no mata tanto porque la consumen menos, pero entre los que la probaron en los tiempos duros, pocos pasaron de los 50. De los 30 que he llegado a conocer, la mayoría ya ex-adictos, han muerto más de 25, muy pocos de SIDA. Wonka hizo hace algún año que otro una anotación sobre el bocado de gente que había muerto en esa generación a edad temprana, basado en el Censo de Población 2001. Quizás no te parezcan tan pocos. Aunque hayan muerto de "hepatitis".

    Los muertos son todos muertos, claro: pero un hermano de mi abuelo murió a consecuencia del tabaquismo pasivo (tenía un bar con estanco, pero no fumó nunca) a los 76 años, con tres hijos y seis nietos, y una vida razonablemente normal. Pocos heroinómanos pueden (o podrán) decir lo mismo. Ya sé que es un caso particular, pero el tabaco baja la esperanza de vida unos años de media, y permite vivirla bastante normalmente. La heroína fue otra cosa.

    Teramenes

    By Anonymous Anónimo, at 2/23/2010 7:07 p. m.  

  • Llego un poco tarde (bueno, bastante), pero no quiero irme sin dar mi opinión.

    Yo diría que la cosa se puede resumir así:

    -Premisa 1- Dañar a terceros es malo.

    -Premisa 2- Fumar daña a terceros.

    -Premisa 3- Los camareros, como "terceros" que son, no pueden evitar inhalar el humo. (No me vale aquí como refutación el argumento "que se busquen otro curro, nadie les obliga a trabajar ahí").

    -Conclusión- Fumar delante de los camareros es malo.

    Entonces, ¿debe intervenir el Estado? Eso ya os lo dejo a vosotros.

    Un saludo a todos.

    By Blogger Hugo, at 5/05/2010 4:25 a. m.  

  • Pues a mí el informe no me parece que esté mal. Dice dos cosas: que a los fumadores habituales les suda la ley y que siguen fumando lo mismo, y que a los fumadores pasivos, si la cosa sigue así, les esperan más años de vida.

    Quizás la noticia tendría que haber dicho: "Gracias a la ley antitabaco, se salvarán 1500 fumadores pasivos". Pero eso sería dar una noticia objetiva y bien fundamentada, cosa imposible para políticos y periodistas.

    By Blogger abrahamjpalma, at 7/22/2010 1:37 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home