WonkaPistas

15.1.06

Esclava de la cera caliente

Divertidísimo a la par que informativo, y sugerente, este artículo de la periodista del Observer Polly Vernon sobre sus avatares y los del común de las mujeres occidentales con la depilación. Yo los conozco sólo indirectamente, a través de los sufrimientos de mi mujer, pero doy fe de que el artículo es muy realista (sobre todo del dato que ofrece acerca del malísimo olor de las cremas depilatorias).

Vean como resume sus 23 años de afición depilatoria. Habla de su primera vez (usó un producto llamado Immac) y de lo que vino después:

I can remember this interlude so vividly because, of course, it was a rite of passage, and early forays into the rituals of adulthood are always memorable; but also because it was the single act which launched me on to a long-term and increasingly exhaustive depilatory regime. Over the course of the intervening 23 years, I have: Immac'd some more (and following a change in branding, Veet'd some more), bleached, sugared, waxed, threaded, Epilady'd, tweazered, shaved, lasered, and had currents of sound shot into individual follicles on the promise that they would cauterise the root. I've had UV light treatments. I've had full-body rub-downs with special hair-removing mitts. I've had a Brazilian bikini wax. In fact, I've had many Brazilian bikini waxes.


Escribe el artículo a raíz de un experimento que llevó a cabo las semanas pasadas, dejarse crecer el vello de las piernas. Diríase un experimento en la autoexclusión social:

In the interest of understanding my personal urge to depilate, I let the hair on my legs grow for the first time in 23 years - for the first time since Immac and Swanage. It takes a week to reach the unseemly stage. Two weeks to get properly unpleasant. Three weeks to physically repulse anyone I show it to. It itches. I begin avoiding: communal changing rooms, swimming pools, skirts. I develop fetlocks, which mean I have to be increasingly careful about the kinds of shoes I wear, and where, exactly, my trouser hem hits my ankle. I start wearing pyjama bottoms to bed, even though it's still too warm at night, because my partner can't stand the look or feel of my leg hair.

Ya les digo, muy divertido e informativo de uno de los hábitos más extendidos en la mitad femenina de la humanidad occidental, que genera un enorme negocio--y unas enormes cantidades de sufrimiento (aparentemente) voluntario.

8 Comments:

  • CASI, PERO NO

    Si la noticia estuviese en español, sería carne de portada en Menéame, cachis. Como no, se queda sin menear :-P

    Intuyo que este año no te disfrazarás de laguertorona :-P

    Te das cuenta, ni tenemos la regla (que con frecuencia es dolorosa), ni la menopausia, ni descalcificación en los huesos ni... ufff, qué afortunados somos de ser hombres.

    By Blogger maty, at 1/16/2006 12:30 a. m.  

  • Sí, pero nuestra esperanza de vida es unos cuantos años menor...

    By Blogger Wonka, at 1/16/2006 12:34 a. m.  

  • Sí, las mujeres sufrimos mucho por la depilación y otras cosas (tacones, medias, tintes y permanentes de pelo, exfoliaciones, dietas, gimansia...) y total ¿para qué? para tener posibilidades de obtener mas sufrimiento: embarazos, partos, lactancias, crianzas...

    By Anonymous Anónimo, at 1/16/2006 9:31 a. m.  

  • Que yo sepa, algunos hombres también sufren lo suyo con el afeitado diario. Por otra parte, hay en los últimos años una fuerte tendencia en los medios de comunicación a fomentar la depilación también entre los hombres..., hay muchos intereses económicos en que tal hábito también lo asuman los varones (cuyo vello, por cierto, suele ser muchísimo más difícil de depilar que el de las mujeres).

    By Anonymous Athini, at 1/16/2006 9:45 a. m.  

  • No creo que la depilación del varón sea cuestión de intereses económicos. Es más bien exigencia de las mujeres o del sentido común. ¿O pensáis que los hombres peludos gustan a alguien?

    Por cierto, existe el láser desde hace ya bastante, y no hace sufrir a nadie...

    Y las mujeres no sufrimos tanto. Al contrario, disfrutamos mucho más que vosotros de casi todo. No sabéis lo que os perdéis por ser varones.

    By Anonymous Paula, at 1/16/2006 5:07 p. m.  

  • Vale, yo no diría aquello de "el hombre como el oso....", pero a mí personalmente unas piernas de hombre perfectamente depiladas me causan un poco de repelús.

    By Blogger Teresa, at 1/17/2006 12:37 a. m.  

  • Hay una cosa que no entiendo con la depilación de las piernas. Se supone que se hace por estética.
    Pero a mí me han dicho que es de mala educación mirarle las piernas a una mujer. Entonces, ¿por qué las mujeres cuidan la estética de algo que nadie va a mirar?

    By Anonymous Anónimo, at 1/18/2006 10:36 a. m.  

  • Pues porque las mujeres son contradictorias. Si les gustas, querrás que les mires. Si no, pues que te follen. Pero vaya, estos típicos problemas femeninos son una muestra de que las mujeres se quedaron en la madurez mental de los 15 años (cuando acaban de desarrollarse).

    By Anonymous Anónimo, at 5/13/2006 11:56 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home