WonkaPistas

19.1.06

No me rechaces en el tiempo de mi vejez

"Cast me not off in old age" (tomado de la Biblia, Salmos, 71:9) es el título de un excelente artículo de Eric Cohen y Leon R. Kass en el número de enero de Commentary. Trata de cómo enfrentarnos a la ancianidad y a la muerte en las sociedades actuales, y de cómo no podemos escapar mediante la ciencia a los dilemas morales que plantea el tipo de muerte al que cada vez más estamos abocados: tras una vida larga, prolongada por las mejores condiciones de vida y los avances médicos, pero, casi irremediablemente, en condiciones de extrema debilidad (sobre todo mental: demencia) y, naturalmente, dependencia. No hace falta que estén de acuerdo con todas sus críticas a lo que empieza a ser tratamiento mainstream de estos problemas (envejecimiento saludable, testamentos vitales, formas suaves de eutanasia) para que les aproveche mucho la lectura, pues está hecha, diríamos, desde una perspectiva existencial que todos, imagino, podemos compartir.

Así, en síntesis, argumentan (mi traducción):

En última instancia, no hay 'solución' a los problemas de la edad anciana, al menos no una solución que pudiera tolerar una sociedad civilizada. Pero hay maneras mejores y peores de enfrentarse a nuestro envejecimiento. La mejor manera comienza por pensar en nosotros mismos menos como individuos totalmente autónomos y más como miembros de familias; por abandonar nuestra equivocada creencia en que la medicina podrá, milagrosamente, liberarnos o liberar a nuestros seres queridos de la debilidad y la decadecia, y, al contrario, por aceptar nuestro papel como cuidadores; y por abjurar de la fantasía de que podemos controlar el modo y la hora de nuestra muerte, aprendiendo, en cambio, a aceptarla en su propia estación como los seres mortales que somos, reemplazados y renovados por las generaciones venideras.

Muchos textos, sobrios y duros como éste nos van a hacer falta para afrontar con humanidad el gran reto del envejecimiento de la población, y el del tipo de ancianidad y muerte que lleva aparejado.

2 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home