WonkaPistas

24.7.09

Empleo público y privado en las últimas dos crisis

Ya saben que hoy se han publicado los resultados de la Encuesta de Población Activa correspondientes al segundo trimestre de 2009. También saben que la ocupación ha caído en unas 145.000 personas entre ese trimestre y el primero del año, y que el paro ha aumentado, en el mismo periodo, en más de 125.000 personas. Uno, entre bastantes, de los datos que llama la atención es que la ocupación ha seguido cayendo en el sector privado (casi en 170.000 ocupados), mientras que ha seguido subiendo el número de ocupados en el sector público (en más de 20.000).

Empleo público y privado mantienen una evolución divergente en los últimos trimestres. ¿Ocurrió lo mismo en la crisis de principios de los años noventa del siglo pasado? Podemos observarlo en el siguiente gráfico (click para ampliar).


En el gráfico he referido los niveles de empleo a los existentes en el trimestre de máxima ocupación (3º de 1991, 3º de 2007), tomando un número base de 100. El gráfico muestra los datos de ese trimestre 0 y los siete siguientes. Como sabemos, el empleo está cayendo ahora más que en los años noventa, algo que se acentúa todavía más en el caso del empleo privado.

Sin embargo, a las alturas del séptimo mes post-empleo máximo, el empleo público se sitúa un 4% por encima del nivel que tenía en el trimestre 0, mientras que en la crisis de los noventa el empleo público se situaba en un 2% por debajo. Aunque en ese gráfico no se incluye la variación interanual, el empleo público está creciendo ahora a un 3,7%, mientras que entonces lo hacía a un -1,6% (esto es, caía). La diferencia es muy notable.

El gobierno actual, a estas alturas de la película, por así decirlo, como sabemos, está impulsando mucho el gasto público, probablemente más que lo hizo el gobierno socialista, a las mismas alturas de la película del empleo, en los años noventa. En parte lo hará por convicción, en parte, por oportunidad política, y, en parte, también por el juicio que tengan sobre su margen de maniobra. A mí me da la impresión de que creen tenerlo mayor que el que tenían los socialistas a comienzos de los noventa. Si es así, su juicio tiene una mínima base real en la evolución de los indicadores económicos en los trimestres anteriores.

A la altura del 2º trimestre de 1993, mirando hacia atrás, los gobernantes del momento veían un panorama de gran crecimiento del gasto y el empleo público, sobre todo desde 1989, y como consecuencia, en parte, de las concesiones a los sindicatos, "victoriosos" en la huelga general de diciembre de 1988. El crecimiento del empleo público por entonces puede verse en el siguiente gráfico.


Como ven, el empleo público estaba creciendo a tasas interanuales que llegaron a un máximo del 10% en el tercer trimestre de 1989, con siete trimestre creciendo por encima del 5% interanual. Tanto empleo y gasto públicos hicieron que crecieran enormemente el déficit público y la deuda pública en proporción del PIB.
En la actualidad, los aumentos del gasto público en los últimos años no han tenido los mismos efectos en las cuentas públicas, pues hasta hace relativamente poco éstas se mantuvieron en equilibrio o, incluso, en superávit, y el peso de la deuda pública sobre el PIB, también hasta hace poco, fue descendente. Tampoco ha crecido tanto el empleo público como entonces, como se ve en el gráfico.

El gobierno mira hacia atrás y cree tener margen de maniobra, como, por otra parte, ha afirmado en múltiples ocasiones; no descubro nada nuevo.

¿Y hacia adelante? ¿Hay ese margen de maniobra? Eso es otro cantar, claro, y cualquiera se pone hoy día a hacer predicciones, pero los datos de empleo, tabién público, de la crisis de 1993 sugieren que el margen de maniobra es estrecho. Lo parece, al menos.

Etiquetas: , , ,

3 Comments:

  • Los datos a mí me sugieren que, para que las cosas vayan bien, hace falta el empleo privado. El empleo público es utilizado como último recurso, no con criterios de eficiencia, sino para tapar huecos. Lo que llamarían "´política anticíclica". El problema de usar el dinero público para esto, que es, en definitiva, tapar parches, es la eficiencia.
    Cuando el empleo privado crece, es porque se necesita para producir más. Cuando el empleo público crece, es porque se necesita para decrecer menos. No crece para mejorar los servicios que se prestan, ni para ampliarlos.
    Se crea deuda pública, se aumenta el tamaña de las Administraciones, y lo que es peor, se deja al país peor preparado para ser eficiente cuando la recuperación llegue.

    Aidonlaiq.

    By Blogger José L. Salvador, at 7/25/2009 9:18 a. m.  

  • Desde me punto de vista no parece haber apenas correlación entre las tasas de empleo público y las otras dos variables consideradas en el segundo gráfico, lo cual es lógico puesto que la proporción de empleo público respecto del total es muy pequeña. Estas dos (Total y Privado) van de la mano a donde haya que ir, aportan contexto, pero no explican el valor de la tasa de empleo Público.
    Me parece que desde los 90 se estabilizó bastante la variabilidad de la tasa de empleados públicos, que oscilaba una barbaridad antes de ese momento. En la actualidad, a pesar de venir creciendo ostensiblemente desde el comienzo de la crisis, ha experimentado un recorte antes de llegar a niveles críticos, así que no me preocuparía salvo que se tratara de una toma de impulso para seguir incrementándose sin coto. Aún así, dada la irregularidad de la serie Publico, puede suceder cualquier cosa y en mi opinión habría que emplear otro tipo de variables más correladas en volatilidad para tratar de explicarla.
    Hay que tener en cuenta también que hoy un funcionario no cuesta lo que en los 90 pero también hace más que lo que hacía por aquel entonces gracias a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, por lo que ambos tramos de serie (los '90 y los '00) pueden no ser del todo comparables.
    Sería bueno ver esa serie subdividida en las diferentes categorías de funcionarios estatales para observar picos y valles exageradamente pronunciados, si de ello se quiere inferir que el gobierno está presionando inadecuadamente la palanca del empleo público para pilotar.

    By Blogger Alfonso de la Fuente Ruiz, at 8/04/2009 4:49 p. m.  

  • atemorizante...

    "El gobierno actual, a estas alturas de la película, por así decirlo, como sabemos, está impulsando mucho el gasto público", y cómo lo hace?

    no me digas que contrata más gente?

    absurdo! eso no es keynesianismo! eso sería una tontería inmensa!

    lo siento! saludos Wonka!

    By Blogger Marta Salazar, at 8/25/2009 9:14 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home