WonkaPistas

9.9.09

Evolución reciente del IPC y los salarios

El INE acaba de publicar los datos provisionales del coste laboral armonizado, una estimación de los costes laborales común para los países de la Unión Europea. La información incluye también el coste salarial armonizado, que viene a ser el coste laboral menos las cotizaciones sociales, grosso modo. Esos costes están medidos teniendo en cuenta las horas efectivamente trabajadas. Da la impresión de que la información cubre todos los sectores de actividad.

Los datos son trimestrales y se presentan en forma de índice, con base 100 en 2008, y ofrece tres estimaciones, la serie bruta, la corregida del efecto calendario y la corregida de calendario y de estacionalidad. La última parece reflejar mejor la realidad de la evolución de los salarios. Podemos comparar esa evolución con la evolución de los precios, tomando la serie del IPC, también en su versión armonizada. Los datos del IPC son mensuales, pero es fácil convertirlos en trimestrales, tomando la media del trimestre.

El gráfico siguiente incluye las variaciones interanuales de ambos índices, en porcentaje.


Como se ve, en el segundo trimestre de 2009, los salarios/hora estaban creciendo a un ritmo interanual del 5,4%, mientras que el IPC lo habría estado haciendo a un -0,7%, por lo que, así medido, los salarios de los trabajadores que han mantenido su empleo durante esta crisis estarían ganando bastante poder adquisitivo. En el trimestre anterior, las variaciones respectivas eran de 3,5 y 0,5%, lo que también implicaba una ganancia de poder adquisitivo.

De hecho, en esta serie, que cubre desde el primer trimestre de 2001 hasta el segundo de 2009 (34 trimestres), el crecimiento de los salarios ha sido superior al del IPC en 22 trimestres (e inferior en 12, claro). En conjunto, entre el primer trimestre del 2000 y el segundo trimestre de 2009 el índice salarial habría crecido un 46%, mientras que el índice de precios sólo habría crecido un 32%.

Actualización

El primer comentarista (anónimo) debe de tener parte de razón. No se puede comparar tan alegremente como yo lo he hecho entre dos trimestres en los que la estructura del empleo por nivel de salarios puede haber cambiado significativamente. De todos modos, como indicio grueso de cuánto deben de estar subiendo los salarios de los que trabajan, también puede tomarse el incremento salarial pactado en los convenios, y habla, de nuevo, de una mejora probablemente sustancial de poder adquisitivo. En los registrados hasta julio, el aumento anual es del 2,7%, con una mínima variación de la jornada. De nuevo, recordemos que es una pista "gruesa" y habría que tener en cuenta los sectores cubiertos.

Por otra parte, si calculamos la variación del coste salarial entre 1t2000 y 4t2007, antes de la gran caída del empleo (y, por tanto, de la gran caída del empleo temporal, con salarios inferiores a la media), vemos que aumentó un 36%, mientras que el IPC lo hizo un 29%. Teniendo en cuenta que muchos de los trabajadores que se incorporaron al mercado de trabajo en esos años lo hicieron en niveles salariales inferiores (los extranjeros, por ejemplo), se observa una ganancia nítida de poder adquisitivo, medido de la manera "gruesa" como podemos hacerlo, aunque claramente inferior a la que resulta de comparar todo el periodo.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

  • Lo del segundo trimestre de 2009 tiene cierta explicación, los primeros empleos que se han perdido han sido los temporales y de salarios más bajos, lo que ha subido la media. No que los trabajadores estemos ganando un 4% de poder adquisitivo por ciencia infusa.

    By Anonymous Anónimo, at 9/09/2009 1:37 p. m.  

  • Más que por ciencia infusa, querrás decir por arte de birlibirloque... en fin.
    Einstein decía que todo es relativo, y los salarios también. Y es así aunque eso del relativismo no le guste mucho a Benedicto XVI: si todos son más pobres menos unos pocos, entonces esos pocos sí que son más ricos. Relativamente, claro.
    Wonka: la medida apropiada debería medir el área diferencial entre las dos gráficas, es decir, la resta de ambas curvas integralmente. Si restas una variable de la otra, tendrás una hermosa medida gráfica de la diferencia entre precios al consumo y salarios. Ojo, porque hay productos que se dejan fuera del IPC, y habría que ver además si en esos salarios están todos los que son.
    Por otra parte, justo antes de la crisis se aprecia el incremento más brusco de los precios a lo largo de la serie, un incremento insostenible que hizo caer la demanda brutalmente en "un caso de libro". Y es que al vender hay que poner el precio lo más caro posible, pero tan caro que nadie pueda permitírselo. Me refiero por ejemplo a útiles como el automóvil, que en mis tiempos (no hace tanto) valían como un millón de pesetas y ahora esa misma gama actualizada tiene unos precios un 150% MÁS caros (15.000 €).
    Finalmente, el incremento salarial observado a principios de 2009 puede deberse también al subidón en los salarios de los funcionarios y profesiones anejas, que son un buen pedazo de la tarta salarial.

    By Blogger Alfonso de la Fuente Ruiz, at 9/10/2009 9:54 p. m.  

  • Pues ya me diras quien se ha quedado con mi porcentaje, porque mi sueldo lleva años tan congelado que podria solucionar el calentamiento global

    By Anonymous Anónimo, at 10/06/2009 2:25 a. m.  

  • No recuerdo las fechas exactas, pero el INE ha realizado en los últimos años por lo menos dos cambios en el cálculo del IPC, que las malas lenguas atribuyen más a razones políticas que estadísticas (si no me equivoco, fueron bajo gobiernos diferentes, que si algo funciona hay que imitarlo) y que probablemente cambiaron dicho cálculo a la baja

    By Anonymous Francesc, at 10/08/2009 11:19 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home