WonkaPistas

12.7.05

Más sobre la financiación pública de la Iglesia en España

Gracias a JdJ, he podido encontrar los datos que buscaba sobre cuántos españoles marcan la casilla de la Iglesia Católica en la declaración de la renta y que, indirectamente, dieron pie a la anotación de ayer. El cuadro siguiente muestra la evolución entre 1996 y 2002 (último dato disponible, no se crean) del porcentaje de declarantes que marca la casilla de la Iglesia y del que marca la de "otros fines sociales", así como de otros indicadores relevantes.


Lo que a mí me parece más interesante de los datos es lo siguiente.

Primero, hay que tener en cuenta que antes de 1999 había que optar entre "Iglesia" y "otros fines sociales", mientras que desde 1999 se pueden marcar ambas casillas.

Segundo, el porcentaje de declaraciones que marca la casilla de la Iglesia (sólo ésta o también la de "otros fines sociales") es muy parecido en 1996 y en 2002 (alrededor de un tercio de las declaraciones), aunque ha alcanzado máximos cercanos a los dos quintos entre medias.

Tercero, el porcentaje de "fines sociales" no ha dejado de subir, hasta situarse en cerca del 45%.

Cuarto, un porcentaje no desdeñable (alrededor del 11/12%) marca ambas casillas. Da la impresión de que la mayoría de esos declarantes sólo marcaba la casilla de la Iglesia cuando había que elegir.

Por último, la porción de la cuota íntegra del total de declaraciones que "consigue" la Iglesia no alcanza al montante de financiación "garantizada" por el estado, aunque parece irse acercando (más que nada, creo yo, por el efecto "inflación" que comentaba ayer).

15 Comments:

  • Sólo una cuestión metodológica, Wonka: ¿por qué, al distinguir lo que es de lo que no es a la iglesia, sumas las columnas B y C?

    Cuando una persona marca las dos casillas, dobla su aportación a fines sociales (MEAT 2003, pág. 128). O sea, las personas que hacen eso quieren financiar a la iglesia y ADEMÁS poner dinero, por así decirlo, para ONG (que, por cierto, no podemos tener en cuenta en el cálculo que hay ONG católicas, como Intermon o Caritas).

    Yo creo que para definir mejor otros fines, lo que deberías sumar es aquéllos que NO marcan la casilla de la iglesia católica y aquellos que no marcan ninguna en lo absoluto (pues son informados en el impreso del IRPF que, en ese caso, la cuota correspondiente irá a la caja general de los impuestos).

    Así pues, para mí el % de declaraciones que decide no financiar a la iglesia no es del 45%, como dices tú, sino de más del 60%.

    By Blogger JdJ, at 7/12/2005 7:14 p. m.  

  • Sólo un problema con tu razonamiento, JdJ: que yo no he hablado de los que deciden no financiar a la Iglesia. Tan sólo he hablado de los que marcan la casilla "otros fines sociales". Por otra parte, también podríamos sumar todos los que sólo marcan la casilla de la Iglesia y los que no marcan ninguna y decir que no quieren que su dinero se destine a "otros fines sociales". Las sumas, a gusto del consumidor (de sus prejuicios, supongo).

    By Blogger Wonka, at 7/12/2005 9:24 p. m.  

  • Estoy de acuerdo. El análisis es vario, porque los datos lo son.

    El mío, en cualquier caso, es éste.

    El IRPF español no concede la posibiidad de, por así decirlo, no ser solidario. Teóricamente, tienes tres opciones: entregar ese poco más del 0,5% de tu cuota a la iglesia; entregarlo a las ONG (otros fines sociales); o no entregársela a nadie en lo absoluto.

    Ésta última no existe. Esta última opción, en realidad, supone que ese 0,5% pasa a la caja general de los impuestos, lo cual quiere decir que va a los fines sociales que al Estado le parezcan bien, sean éstos el sueldo de sus funcionarios, los gastos de defensa o la construcción de escuelas.

    No veo especial diferencia entre marcar Otros fines sociales y no marcar nada. Ambas acciones nos han de llevar a la convicción de que nuestro dinero se gastará en eso que se llama bien común, sólo que en el primero de los casos nosotros elegimos (entre cienes y cienes de comillas) quién va a gestionar esos fondos sociales.

    Todo esto es un montaje, pues, para que parezca que la gente toma varias decisiones cuando, en realidad, sólo toma una: financiar o no a la iglesia católica. Las otras decisiones (por orden: financiar a las ONG además de a la iglesia; financiar sólo a las ONG; o financiar al Estado para que haga gasto social) son, mutatis mutandis, la misma decisión.

    De ahí que sostenga, personalmente por supuesto, que las cifras relevantes corresponden a aquéllos que financian exclusivamente a la iglesia católica y a aquéllos que la financian y además ponen dinero para ONG. Para poder valorar al resto, tendrían que tener la posibilidad de quedarse con ese 0,5% y no dárselo a nadie. Eso tendría valor para el análisis sociológico, aunque tendría el leve problema de ser antijurídico (causa inequidad fiscal porque unos pagan y otros no).

    By Blogger JdJ, at 7/13/2005 8:56 a. m.  

  • Otra visión -y no soy la autora- en http://www.internetpolitica.com/archives/000312.html

    By Anonymous Anónimo, at 7/13/2005 9:34 a. m.  

  • Dado el enorme esfuerzo físico y económico que supone marcar la casilla de la Iglesia Católica, deberíamos aceptar el 34,4% como indicador de la relevancia actual de esa institución en España.

    By Anonymous Nicolau, at 7/13/2005 9:35 a. m.  

  • No pensaba yo que la discusión iba a ir por aquí, pero habrá que aceptarlo. Primero, mis prejuicios: yo creo que toda organización privada (iglesias, ONGs, partidos políticos, empresas, asociaciones varias, etc., etc.) ha de financiarse con las aportaciones de sus miembros y operando en el libre mercado. Segundo, para que sea así, el estado debe intervenir muchísimo menos en la vida de los individuos, permitiendo que éstos dispongan mucho más libremente de la riqueza que generan. Tercero, vistas las cosas así, el tema de la financiación pública de la Iglesia habría que plantearlo en el marco de la financiación pública de otras asociaciones privadas (ONGs, partidos políticos, empresas, etc., etc.) y, por supuesto, del tipo de estado que queremos (más o menos intervencionista). Digo todo esto para que no se me malentienda.

    Es decir, mis prejuicios no me llevan a interpretar los porcentajes de una manera especial. Es cierto que el coste de marcar una casilla u otra es mínimo. Y, creo, quien marca una u otra está señalando algo. Pero no necesariamente su afiliación religiosa. Alguien puede marcar la casilla de la Iglesia porque así le quita al estado (una mínima) capacidad de decidir y porque no cree en ONGs subsidiadas pues dependen demasiado de la decisión arbitraria de las autoridades estatales. También la Iglesia depende demasiado de los fondos públicos pero, al menos, al marcar la casilla de la Iglesia impedimos a esas autoridades decidir. Es magro consuelo, pero hay gente que piensa así. Otros, simplemente, lo hacen para fastidiar: pueden no estar de acuerdo con la línea política del gobierno de turno y, siendo ésta poco afín a la Iglesia, creen que marcando su casilla ejercen una especie de derecho al pataleo.

    Mi entendimiento de la casilla "otros fines sociales" coincide bastante con el de JdJ: implica una opción positiva a favor de las ONGs y, probablemente, una opción "no Iglesia". Lo que no sé es si la gente tiene mucha idea de qué hacen con su dinero esas ONGs o si saben que una importante beneficiaria de esas subvenciones es Cáritas, la principal ONG asistencial española (y europea, probablemente).

    En lo que no estoy del todo de acuerdo con JdJ es en la interpretación de los que no marcan ninguna casilla, pues pueden darse varias situaciones. Puede que, efectivamente, no le convenzan al contribuyente ni los "otros fines sociales" ni la financiación de la Iglesia y prefiera delegar la asignación en el estado. A fin de cuentas, queriéndolo o no, es lo que hace con la inmensa mayor parte de sus impuestos. Business as usual. Ello, empero, no implica preferir otros "fines sociales". Puede implicar preferir: subvenciones a empresas públicas, a empresas privadas, gastos en armamento, subvenciones a artistas y cómicos varios, subvenciones a partidos políticos (incluso al que tanto odia), subvención a colegios concertados (la mayor parte religiosos), subvención a confesiones religiosas distintas de la católica, subvenciones a sindicatos y a la patronal, etc. Es decir, no son el mismo tipo de "fines sociales" al que se refiere la otra casillita.

    Otra situación puede ser la del que ni se entera de lo de la casillita, bien porque Hacienda le dé la declaración hecha, bien porque se la hagan otros y estos otros no le adviertan de ello. A mí me da la impresión de que una gran cantidad de gente está en esta situación. Y también creo que, si se enterasen, la mayoría elegiría "fines sociales" (como parece mostrar la evolución de los datos). Pero una minoría (quizá amplia) podría ser susceptible de marcar la casilla de la Iglesia, si se le hiciera presente la posibilidad y si la Iglesia hiciera la propaganda correspondiente, que, por lo poco que yo sé, no la hace tanto. Al menos no la hace entre los católicos poco practicantes. Yo imagino (dénse cuenta que cuando digo "imagino" no tengo datos para sustentar una afirmación) que entre el 34% que marca la casilla, que vendría a corresponder con los católicos practicantes grosso modo (con las cautelas dichas más arriba) y el 80% de quienes se autocalifican como católicos en las encuestas, hay una porción de católicos, digamos, "tibios" que son susceptibles de persuasión. Son los que no suelen ir a misa pero se casan por la Iglesia (la gran mayoría de los que se casan), bautizan a sus hijos (la gran mayoría de los niños), los que permiten que sus hijos hagan la primera comunión (aunque luego hagan pocas más), los que participan en celebraciones religiosas especiales, los que celebran funerales religiosos por sus muertos, y algún rito más que se me escapa.

    Pero, claro, la persuasión hay que hacerla, y hacerla bien.

    By Blogger Wonka, at 7/13/2005 10:58 a. m.  

  • La propaganda a favor de una casilla u otra fue motivo de mayor activismo hace unas pocas campañas fiscales, tanto la iglesia como las ongs han hecho otros años su campaña de comunicación pública con anuncios en prensa y otros medios.

    Luego están las campañas menos públicas que, en el caso de la iglesia, si no vas no te enteras de si la está haciendo o no; y ha habido años en que la han hecho desde el púlpito, con escritos, etc.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 7/13/2005 3:26 p. m.  

  • La Iglesia siempre hace campaña en las parroquias, aunque sólo sea poniendo carteles (y a veces lo comentan también en las misas, pero eso varía según quién la oficie).

    By Blogger Hairanakh, at 7/14/2005 9:19 a. m.  

  • Hola:

    sólo quería comentar que la Iglesia, al menos, este año la ha hecho fuera de las parroquias. Yo lo he oído en la radio (supongo que ya imaginaréis en qué emisora).

    By Anonymous omalaled, at 7/14/2005 4:35 p. m.  

  • Yo no dudo de que la Iglesia haga publicidad sobre lo de la casilla. Lo que me pregunto es si la hace dirigida a los católicos más tibios y si es posible hacerla, es decir, si se atreve a hablarles a unos católicos que quizá están cada vez más lejos de la prédica moral de la Iglesia.

    By Blogger Wonka, at 7/14/2005 5:25 p. m.  

  • Creo que se os olvida, en el tema del 34% que la marcan, otra salvedad: muchos jóvenes y ancianos no suelen hacer declaración de la renta por estar exentos debido a sus bajos ingresos. Y que en las familias con declaración conjunta suelen hacerla los hombres. No sé si ese sesgo es importante, pero creo que los hombres maduros son los que se declaran menos religiosos. No sé si tenéis otros datos.

    By Blogger teramenes, at 7/14/2005 6:14 p. m.  

  • Teramenes: probablemente es verdad lo que dices y que habría que tener en cuenta quién hace la declaración. Desde luego los varones son menos religiosos, eso está claro.

    By Blogger Wonka, at 7/14/2005 6:23 p. m.  

  • Estoy dispuesto a aceptar que los no declarantes sean más católicos, pero me parece poco probable que alguien no marque la casilla si su mujer o sus hijos lo son: estaría contribuyendo sin ningún motivo a quitarles el pan espiritual de la boca. El caso de la ignorancia es fácilmente solucionable, recortando el presupuesto de la Iglesia Católica gradualmente; la casilla del IRPF se convertiría en parte de la asignatura de religión.

    En cualquier caso, esos 46 puntos de diferencia muestran un problema que cuesta al menos 30 millones de euros anuales. La casilla ofrece una oportunidad única de justificar la financiación. No tomarla en serio es algo muy grave.

    By Anonymous Nicolau, at 7/14/2005 9:21 p. m.  

  • REEDESCUBRID LA IGLESIA a mí antes me pasaba lo mismo que a vosotros, por experiencia propia, (he estado en la carcel) y la unica institución y personas que me ayudaron a aprender ortografía,un trabajo nuevo,buscarmelo fueron un grupo de hermanas de madrid que las estaré agradecias eternamente.
    Daos una vuelta por vuestra parroquia más cercana y vereis lo que hace la iglesia buscar trabajo a inmigrantes y enseñarles español,ayuda al tercer mundo,colectas rastrillos tombolas beneficas, de verdad REEDESCUBRID LA IGLESIA no os quedeis con esa imagen de apoyo al franquismo,pasada, de llegar virgen...
    Los curas y monjas de parroquia normales que tienen contacto con la gente ven a los gays como hijos de Dios,saben que la gente tiene sexo...
    no como el pirado del papa
    de verdad quitaos esa imagen de la guerra civil de anticlericalismo sin saber lo que se dice
    REEDESCUBRID A JESUS

    By Anonymous Anónimo, at 7/25/2007 1:42 a. m.  

  • Desde luego la Iglesia es capaz de cosas maravillosas... y su jerarquía de las más contradictorias.
    Conozco bien Cáritas (por cierto, la segunda entidad que más se beneficia de la casilla "fines sociales"), y valoro mucho su trabajo, pero mientras los obispos sigan apareciendo en tv denigrando a los homosexuales, mi irpf va para las ong.
    En cuanto al debate anterior, quisiera aportar mi granito de arena. Veo que habláis de porcentaje de declarantes del irpf, pero en ningún momento de la renta de los mismos. No es lo mismo el 0,52% (a partir de ahora 0,7%) de mi irpf que el de mi jefe.
    Así pues, y mirando -por ejemplo- la línea de 1996... vemos que la Iglesia, con un 33.4% recibe 82.477€, y las ong, con un 18% reciben 112.320. Curioso, no? Hasta que me he dado cuenta pensaba que la gente más adinerada era la que apoyaba a la Iglesia...

    By Anonymous Anónimo, at 1/06/2009 1:17 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home