WonkaPistas

25.11.05

Así no se hace la evaluación de políticas públicas (II)

Si el otro día comenté cómo la Secretaria de Igualdad del PSOE la que hacía un uso poco correcto de las cifras de maltrato a mujeres para glosar las virtudes de la ley contra la violencia de género aprobada por el gobierno actual, hoy le toca hacerlo, que no se diga, a la delegada del Gobierno contra la violencia sobre la mujer, Encarnación Orozco. Vean lo que, parece, ha dicho:

Con motivo de la celebración del Día Internacional Contra la Violencia de Género, la delegada del Gobierno contra la violencia sobre la mujer, Encarnación Orozco, aseguró en declaraciones a RNE que las mujeres están empezando a confiar en esta ley.

"Aunque aún muy tímidamente, lo cierto es que las denuncias han empezado a incrementarse. Se han incrementado en un 7,6%, y las órdenes de protección también han empezado a incrementase, en un 19%", aseguró Orozco.

"Esto yo creo que es motivado porque las mujeres empiezan a conocer la estrategia de protección integral que se diseña a través de la Ley contra la Violencia de Género y a confiar en ella, porque saben que hay muchísimas medidas detrás que las apoyan y que las van a ayudar a salir de su situación", agregó.

O sea, el que las denuncias (entiendo que por delitos y faltas por este tipo de violencia) hayan aumentado (no sabemos en qué meses) un 7,6% con respecto al año anterior (supongo), ello es prueba del éxito de la ley. Pues no. No tenemos ni idea, pues la serie de datos es muy corta para hacer casi cualquier tipo de afirmaciones. Más bien, según esa serie de datos, el ritmo de crecimiento de las denuncias se habría reducido en 2005. Vean.



Ese cuadro es casi lo mejor que se puede hacer en términos de continuidad de las series, pues el cambio principal se produjo en 2002 y el cambio de 2004, aunque ha afectado a la distribución de delitos y faltas (conductas antes tipificadas como falta han pasado a ser delito) y el número de conductas consideradas maltrato ha aumentado algo, no lo ha hecho mucho (los detalles, aquí). Como se ve, el número de denuncias presentadas por mujeres contra sus parejas o exparejas aumentó un 15,6% en el año 2003 y un 14,9% en 2004, años anteriores a la entrada en vigor de la nueva ley. En 2005, lo más probable es que el aumento del número total de denuncias se quede en el 5% (hasta septiembre el aumento era similar).

Lo más llamativo del cuadro es que sí ha crecido más el número de denuncias en un caso, el de las presentadas por los varones contra sus parejas o exparejas. Si en 2003 el aumento fue del 7,9% y en 2004 del 7,4%, en 2005 rondará el 17%, claramente más del doble. Puestos a hacer mala evaluación de políticas públicas, podría decir que el efecto de la ley contra la violencia de género ha tenido un efecto importante, pero no en las mujeres, sino en los varones. Paradójico, ¿verdad? Pero como no me gusta hacer mala evaluación de políticas públicas, me callo.

3 Comments:

  • Aparte de la interpretación de los datos, es curioso que cuando uno manda, el otro le reprocha que lo que aumenta es el la violencia; cuando manda el otro, resulta que no es la violencia la que ha aumentado, sino que es positivo que se presenten más denuncias.

    By Anonymous Anónimo, at 11/25/2005 2:45 p. m.  

  • Es que ese dato desnudo (el número de denuncias) no indica nada si no se sabe si la tasa de denuncias (número de delitos o faltas denunciados por cada cien delito o falta sucedido) varía.
    Si no varía (o baja), el aumento de las denuncias significaría un aumento de delitos, si sube puede ser una buena señal.

    By Anonymous Anónimo, at 11/25/2005 2:45 p. m.  

  • Lo de la "estrategia de protección integral" puede sonar muy bien... salvo si una amiga que trabaja allí te cuenta que empiezan a darse casos de denuncias falsas por dinero. La expresión que utilizó fue "si tienes algo de dinero y tienes un lío, intenta estar localizable a todas horas, porque como te pongan una denuncia no sólo te has quedado sin lo que tienes, sino sin lo que vas a ganar en el futuro."

    Es lo que pasa cuando juntas una ley técnicamente nefasta e ideológicamente escorada hacia una de las partes, con una iluminada como la que aparece en El País de hoy.

    Por cierto, ¿alguién sabía que esta ley sólo prevé órdenes de protección para la mujer, pero no para sus hijos? Por ahí debe ir lo de integral.

    By Blogger teramenes, at 11/25/2005 9:12 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home