WonkaPistas

1.2.06

Paternidad y "obesidad"

Ya decía yo que una parte de mi exceso de peso no se debe a que me pase con los bollos y el chocolate. Unos científicos norteamericanos han descubierto que en dos especies de monos monógamas y en las que los machos invierten mucho en la crianza de su progenie, el macho gana peso cuando la hembra está embarazada. Esto es loque dice la nota de prensa:

Confirming what many have long suspected, scientists have found that male monkeys of two different species get heavier when their mates are pregnant.

The roughly 10 percent gain in male girth occurs in common marmosets and cotton-top tamarins, both squirrel-sized primates known for their monogamous lifestyles and devotion to good parenting.

Since marmoset and tamarin dads are heavily involved in infant care, they may be stocking up on pounds during pregnancy in preparation for the rigors of fatherhood, says Toni Ziegler, an endocrinologist at the University of Wisconsin-Madison's National Primate Research Center. Ziegler and her colleagues reported their findings today in the journal Biology Letters.


Aquí pueden leer el abstract del artículo, con las referencias bibliográficas. Y aquí está la página web (con links a publicaciones) de la autora principal, Toni Ziegler.

Si los padres humanos somos como esos otros dedicados padres primates, entonces ya entiendo yo que engordara durante el embarazo de mi señora esposa. Lo que no entiendo muy bien es por qué ella volvió en relativamente poco tiempo a su peso original y yo me quedé con los kilos de más que la "evolución natural" me hizo coger.

4 Comments:

  • ¿Pero sólo en el caso de monos monógamos?. A ver si va a ser esa la variable de control.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 2/01/2006 12:19 p. m.  

  • Siento ser tan basto ,pero igual ganan peso por la disminucion de ejercicio sersua mientras la parienta esta preñada.Si no fueran monogamas seguirian adelgazando al follar.

    By Anonymous Anónimo, at 2/01/2006 1:01 p. m.  

  • La pregunta interesante, en mi opinión, no es por qué el primate engorda cuando su parienta está embarazada, sino por qué no lo hace cuando ella no lo está.

    Mi personal teoría es que una mona no embarazada, por definición, es más ágil. Esto hace que pueda llegar a cualquier parte del árbol familiar en escaso tiempo. Así pues, una mona no embarazada es difícilmente engañada por el mono, el cual, cada vez que está ocioso y se regocija pensando en el atracón de dátiles del Kilimanjaro que se va a dar, se encuentra con que la mona le ve, se le acerca y le encarga cualquier cosa. Por ejemplo, que limpie las hojas caídas al pie del árbol, o que repare esa rama que parece que está a punto de romperse; o, en un último caso, que se lama un poco y se asee para que ambos puedan cruzar la sabana para visitar a Papá Mono.

    La mona embarazada carece de esa agilidad, así pues el mono tiene más posibilidades de encontrar un rincón del árbol donde no ser visto y echarse kilos de dátiles al coleto por la jeró.

    Una duda:los investigadores americanos que han hecho este estudio, ¿de qué sexo eran?

    By Blogger JdJ, at 2/01/2006 6:12 p. m.  

  • El sexo, no sé... pero gordos, seguro.

    By Anonymous Anónimo, at 2/01/2006 9:21 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home