WonkaPistas

29.5.06

Extranjeros y crimen organizado

Con los recientes robos en Cataluña protagonizados por bandas organizadas (¿hay alguna banda que no lo esté?) con elevada presencia de extranjeros, vuelve a resurgir en la discusión pública el tema de la relación entre inmigración y delincuencia. Ha sido esta vez Acebes el que ha vinculado ambos (los autores de los robos son mayoritariamente bandas de delincuentes extranjeros que se aprovechan de la facilidad para entrar en España, ha venido a decir), y desde el PSOE se le ha replicado acusándole, no sé si directamente, de lepenista. Sin entrar con profundidad en el debate, lo que sí aprecio a veces es un intento de negar la mera asociación, digamos que estadística, entre ambos fenómenos: "extranjería" y "delincuencia". Vean este intento de La Vanguardia:

Pues bien, los datos que maneja Interior sobre este modelo concreto de delincuencia muestran que en un 78% de los casos ciudadanos españoles forman parte de las bandas. Si a esto se añade el que un 6% de los grupos están constituidos sólo por españoles, se abre un panorama más españolizado (84%) de lo que podría pensarse tras un análisis superficial o malintencionado de un fenómeno que azota a toda Europa.

No obstante, no todas son así. Las organizaciones procedentes de Albania, Kosovo, Rumanía o Bulgaria -principalmente- no son permables y conforman el grueso de ese 16% de grupos formados exclusivamente por extranjeros.

Tratándose de delincuencia en España, lo que cabría esperar, en principio (en ausencia de extrajeros o, incluso, con su presencia) es que la gran mayoría de los delincuentes fueran españoles, o que en la gran mayoría de los grupos de delincuentes hubiera españoles, ¿cómo no? Lo extraño sería que no hubiera españoles en un "sector de negocio" como éste, en el que las "empresas" se beneficiarán de conocimientos locales específicos o relaciones sociales especiales que puedan tener los nacionales del país, ¿no? Entonces, no sería de extrañar que, dando las cifras del Ministerio del Interior que cita el periodista por buenas, en un 84% de los grupos de "crimen organizado" haya algún español o sean todos los miembros del grupo españoles. Genial, gran hallazgo.

¿Y el otro 16%? ¡Ah! Se trata de grupos exclusivamente de extranjeros. ¿Un 16%? Pues parece mucho. Suponiendo que todos los grupos tuvieran el mismo tamaño (o más o menos), ello querría decir que, como poco, el 16% de esos delincuentes son extranjeros, más o menos el doble de lo que correspondería según el peso de los extranjeros en la población. Vaya.

Pero no nos olvidemos del 78% "mixto". Sumando, como hace el periodista, todos los grupos en los que, al menos, hay un extranjero, tendríamos, ejem, un 94% de grupos no del todo "españolizado". Glups. Esa suma, obviamente es tan lógica o tan absurda como la que hace el periodista, que no nos cuenta--imagino que porque no se lo ha dicho su fuente en Interior qué proporción, no de grupos, sino de delincuentes en los grupos mixtos, o en el total, es de delincuentes extranjeros. No sé por qué, pero me imagino que esa proporción es alta, desde luego, mucho mayor de lo que correspondería según el peso de los extranjeros en la población, como, por otra parte, ocurre con bastantes delitos.

Señalar esta asociación no es más que una constatación, la cual, quizás, puede ofrecernos hipótesis interesantes para analizar el fenómeno de la delincuencia. Pero lo que es inevitable es partir de la constatación para después analizar por qué los datos son así. Ello no implica prejuzgar que los inmigrantes vienen a delinquir ni que una mayoría (ni siquiera una minoría amplia) viene aquí a hacerlo. Ello no implica dar por supuesto que por ser extranjeros cometerán más delitos, ni mucho menos. Tampoco implica aceptar que lleguen las bandas organizadas por una laxa política de extranjería (sea esto así o no). Y, desde luego, tampoco implica que el que apunte a esa correlación entre extranjeros y delincuencia sea racista, lepenista o vaya-usted-a-saber-ista.

Partir de esa constatación sí implica que, como dato de la realidad, no nos la podemos quitar de enmedio aunque nos resulte incómoda. Más bien, habrá que entenderla y explicarla, si es que queremos una discusión pública realista y no basada en el pensamiento mágico. Si es que lo queremos.

11 Comments:

  • Analizar bien un problema es el primer paso para resolverlo. Así, nuestros politicos se esfuerzan por aventurar explicaciones ridiculas para aplicar parches que nunca terminiaran por resolver el problema y se necesitaran más y más medidas politicas cada vez.

    By Anonymous nop, at 5/30/2006 9:43 a. m.  

  • Estupendo artículo, Sr. Wonka. Me recuerda a las quejas amargas que hubo en Londres, tras el 7-J, cuando se instalaron controles aleatorios en las estaciones de metro pero prestando especial atención a los ciudadanos con aspecto de proceder de Oriente Medio. ¡Inadmisible discriminación!

    De hecho creo que a causa de las presiones la policía tuvo que cambiar el sistema y hacer los controles aleatorios del todo. Tremendo.

    By Anonymous Ikke Leonhardt, at 5/30/2006 11:24 a. m.  

  • Obviar la discusión de la nacionalidad es uno de los absurdos de la conversación políticamente correcta que parecen empecinarse algunos en llevar como estandarte.

    Datos claros y al grano (como Wonka).

    Otra cosa es que el mensajero sea uno que siempre encrespa -Acebes no está dotado por los dioses de la comunicación ..... quizá no estaría mal que lo requemaran ya del todo y lo cambiaran por otro que no encrespara tanto y dijera las mismas cosas.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 5/30/2006 1:32 p. m.  

  • En los años 60 en las calles de Barcelona aparecieron pintadas que decían: "la delincuencia parla castella" (o algo así, el catalán no es mi fuerte).

    También entonces hubo aguilillas que justificaban esta afirmación con datos como el porcentaje de población reclusa en las cárceles catalanas de origen no catalán (andaluz, castellano, etc), por supuesto el porcentaje era muy superior al porcentaje de andaluces, castellanos, etc en la sociedad catalana. El dato es indiscutible, como es indiscutible la intencionalidad de quien hizo la pintada al vincular delincuencia con lengua y no hacerlo con otras variables como la situación económica del inmigrante, la falta de redes sociales de apoyo (familia) de los inmigrantes en comparación con los “locales”, etc

    La delincuencia se explica por múltiples variables. El hecho de ser inmigrante, según como se tome, puede tener tanto valor explicativo como el que la mayoría de los delincuentes sean morenos o calcen entre un 39 y un 42 de pie (a ver si hay algún lince que se anime con esta estadística). Una explicación de un fenómeno complejo como la delincuencia a partir de una única variable descontextualizada o no relacionada con otras puede llevar a conclusiones equivocadas o, como en el caso de Acebes, inducir conclusiones interesadas, en este caso la intención es clara: vincular delincuencia con la política de inmigración del gobierno socialista.

    By Anonymous LT00, at 5/30/2006 1:44 p. m.  

  • Este país está lleno de analfabetos lógicos. Si alguien dice:
    "Muchos delincuentes son extranjeros", los analfabetos se rasgan las vestiduras gritando "No es cierto, los inmigrantes no son delincuentes" y llaman fascista al primero.

    Dudo que la variable "extranjero" tenga menos valor explicativo que la variable "moreno" o "tamaño del pie". Pero si decir semejante sandez, sirve para poner un ejemplo de lo malvados y xenófobos que son los catalanes alguno vomita la tontería y se va a dormir tranquilo.

    By Anonymous Anónimo, at 5/30/2006 3:54 p. m.  

  • ¿Miedo a las consecuencias del conocimiento de la realidad?
    De eso se trata. Decir negro sobre blanco lo evidente puede tener consecuencias desagradables. Otra cosa es que quien toma decisiones lo sabe perfectamente, pero la cudadanía no, la ciudadanía es mejor que no lo piense.
    Más delincuencia es un mal menor al lado de crecimientos del PIB. Ambos están correlacionados con la inmigración, y no creo que se trate de epifenómenos.
    naturopata sedice.com

    By Anonymous Anónimo, at 5/30/2006 4:08 p. m.  

  • LT00, la misma pelea tienen en EEUU desde hace años con los ciudadanos negros. Allí la población negra en prisión supone el 40% del total de reclusos, siendo sólo el 12% sobre la población general.

    Evidentemente esto no quiere decir que las personas de color tengan una predisposición genética al crimen. Las causas son, igual que aquí, socioeconómicas y culturales (aunque esto último también es discutible).

    Pero lo que hace La Vanguardia no es explicar esto, ni siquiera omitir los datos de procedencia, sino presentar una mentira estadística para intentar hacer creer que el porcentaje de extranjeros en bandas organizadas no es alto.

    Y eso es lo reprobable, que se antepongan supuestos principios de corrección política sobre la obligación de dar una información veraz.

    By Anonymous Ikke Leonhardt, at 5/30/2006 4:17 p. m.  

  • Un par de apreciaciones: las protestas por el registro de transeúntes procedentes de Oriente Medio tendrían sentido (los terroristas eran de origen paquistaní, y Oriente Medio no llega tan lejos), y el tema de los negros en EEUU es aún más complejo, como indican las tablas de condenas por acusaciones.

    De todas formas, lo que no tiene el menor sentido es "enfangar" el debate oscureciendo deliberadamente los datos. Si las bandas son de extranjeros, pues son de extranjeros y punto pelota.

    Eso sí, tengo un amigo que de vez en cuando se pregunta qué pasó con los perros que atacaban a niños, con los pollos griposos y con los maridos que asesinaban a sus mujeres. Apuesto a que antes de que termine el Mundial los rumanos habrán desaparecido de la faz de la prensa.

    By Anonymous Anónimo, at 5/30/2006 5:42 p. m.  

  • Evidentemente presentar datos falsos es reprobable y coincido en que la corrección política es en ocasiones la causa de estas falsificaciones.

    Sin embargo, también en ocasiones se presentan datos ciertos con la intención de promover interpretaciones igualmente falsas.

    Y el caso de Acebes con los datos de inmigrantes (no extranjeros) y delincuencia es un buen ejemplo. Él facilita el dato (cierto) y lo relaciona directamente con la política de inmigración de Zapatero (falso). La intención de Acebes es clara y a mi juicio deplorable. La Vanguardia parece que trata de desmentir la conclusión falsa sugerida por Acebes a partir de datos falsos. Igualmente criticable, pero contemos la historia completa.

    By Anonymous LT00, at 5/30/2006 11:01 p. m.  

  • El párrafo interesante (y que desmiente a Acebes)de la noticia de La Vanguardia es éste:
    "Otra leyenda que planea sobre este asunto y que desmienten los hechos es que exista relación directa entre la criminalidad organizada y la inmigración ilegal del tipo que experimenta España con los cayucos que arriban a Canarias, tal como apuntó recientemente el secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes. La realidad es que los integrantes extranjeros de los grupos criminales que operan aquí como los procedentes del Este no llegan ni en patera ni ocultos en camiones, sino con documentos en regla, visados de turista para tres meses y generalmente en sus propios automóviles y con dinero en el bolsillo."

    By Blogger radioukacz, at 5/31/2006 3:41 p. m.  

  • A principios de los años ochenta se había planteado un debate muy parecido con respecto a los gitanos. Yo, que entonces estaba en la adolescencia, me quedé con una frase que dijo, si no recuerdo mal, un ministro: aunque fuese cierto que la mayoría de los delitos eran cometidos por gitanos, eso no implicaría 'per se' que la mayoría de los gitanos fueran delincuentes. Cuánto me hubiera gustado que hoy en día algún político fuera capaz de decir lo mismo en temas como la "violencia de género" o la criminalidad de los extranjeros. Por desgracia, parece que hemos retrocedido a la época en la que los derechos y los deberes no están adscritos a individuos, sino a colectividades como el "género" o la "raza".

    By Anonymous Athini, at 5/31/2006 7:17 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home