WonkaPistas

24.1.07

Matrimonios de varones y edad de los cónyuges 1 y cónyuges 2 (gráficos curiosos XLV)

El INE publicó ayer los resultados definitivos para 2005 de las estadísticas de Movimiento Natural de la Población. Hay, como siempre, datos interesantes, pero los más atractivos, por la novedad, son los de las características de los matrimonios entre personas del mismo sexo, que pudieron celebrarse por primera vez en España en el segundo semestre de 2005.

Cuando hacemos análisis de matrimonios entre personas de distinto sexo, nos hacemos preguntas como si el esposo es mayor que la esposa, si su nivel educativo es superior o inferior, si su ocupación es similar o distinta. Ustedes quizá piensen que este tipo de comparaciones no tiene mucho sentido en el caso de, por ejemplo, matrimonios entre varones. Pero estarían equivocados.

En el registro civil, creo, cuando se celebra un matrimonio entre varones (o entre mujeres), a uno de los cónyuges se le recogen sus datos en la casilla de "cónyuge 1" y al otro en la de "cónyuge 2". En principio, la población de "cónyuges 1" y la de "cónyuges 2" no tendría por qué ser distinta en edad, o en ocupación, o en estudios. Pero eso sólo sucedería si los contrayentes se distribuyeran aleatoriamente entre ambas categorías.

Los datos de 2005 sugieren que esa distribución quizá no sea del todo aleatoria. Al menos, no parece serlo según la edad de los contrayentes.

En el caso de los matrimonios entre personas de distinto sexo, es sabido que la media de edad de los varones es superior a la media de edad de las mujeres. En el siguiente gráfico puede apreciarse a simple vista.



Aproximadamente, los varones que contrayeron ese tipo de matrimonios en 2005 tenían una media de 32 años; las mujeres, algo menos de 30.

Vean el mismo gráfico para el caso de matrimonios entre varones, distinguiendo las edades de "cónyuge 1" y "cónyuge 2".


Como se ve, los "cónyuges 1" son mayores que los "cónyuges 2". Un cálculo aproximado arroja una media de edad para los primeros de 44 años, y de 41,5 para los segundos.

Obviamente, puede haber sido casualidad que la distribución de edades haya coincidido de esta manera en 2005, pero quizá apunte a que las casillitas de cónyuge 1/2 no se estén rellenando aleatoriamente, sino según algún tipo orden, debido a alguna causa que no conocemos.

Como añadido, si comparan los dos gráficos verán que la distribución de edades en uno y en otro es muy distinta. Los matrimonios de personas de distinto sexo están muy concentrados entre los 25 y los 34 años (más o menos, un 69% del total), mientras que los de varones están mucho más repartidos. Esto admite dos interpretaciones. Por un lado, puede que las pautas de edad de los matrimonios entre varones sean, efectivamente, muy distintas de las de los matrimonios de siempre. Por otro, puede que los matrimonios entre varones de 2005 (y los de 2006, quizás) sean muy especiales, en la medida que "regularicen" situaciones de hecho que se han mantenido durante muchos años; de ahí la edad más avanzada de los contrayentes. Mi impresión es que debe de haber mucho más de lo segundo que de lo primero. Ya veremos.

4 Comments:

  • La cuestión de la regularización tiene que estar pesando mucho (y no se va a resolver en uno o dos años) ..... [y, una vez más, comentario de vieja: cuando se aprobó la ley del divorcio las parejas separadas de hecho no corrieron en tropel a divorciarse .... llevaban muchos años sin verse .... no hubo aglomeración en los juzgados .... se tomaron su tiempo en regularizar su situación .... los que se divorciaron al principio no eran como los que se divorciaron después .... y la posibilidad de divorciarse ha ido creando, posteriormente, sus pautas de casarse y de descasarse). Cabe esperar algo semejante con los matrimonios de igual sexo. Por ej. estarán los que esperen a que sus padres se mueran para no darles un disgusto y los que se van a casar para darles una alegría, o los que les importa un rábano la opinión familiar y harán lo que les convenga .... los que regularicen su situación porque la pela es la pela, la adopción es la adopción, etc., etc..

    Y lo de cónyuge 1 y cónyuge 2 ..... ¿quién hace los papeles?, la cosa suena a psicología social ....

    Espléndidos datos y gráficos. [como de costumbre].

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 1/24/2007 6:28 p. m.  

  • Será que preguntan (o adivinan) quien es el "activo" (conyuge 1) y quien el "pasivo" (conyuge 2)?

    By Blogger Guille, da maus, at 1/25/2007 6:02 a. m.  

  • Lo del orden puede ser simplemente que, por cortesía, en la mayor parte de los casos se cederá el primer lugar al mayor de los dos. Siempre habrá ocasiones en las que las parejas del mismo sexo deben dar sus nombres en un orden concreto (préstamos, padrón...), y para mí el criterio lógico sería la edad.

    By Anonymous Anónimo, at 1/29/2007 11:11 p. m.  

  • La teoría del cónyuge 1 y el cónyuge 2 como posible efecto psicosocial me parece poco seria, muy distante de la calidad de este blog.

    Soltada la puya, me parece muy interesante otro aspecto que no has subrayado mucho, Wonka: la edad de los contrayentes.

    Y ahora permitidme hacer antropología de algo que he observado a mi alrededor cuando vivía en Madrid: las parejas gays de carácter estable (es decir,que empíricamente "duran") se forman hacia finales de los 30 años, aunque existe una bolsa grande de gente a partir de los 50 que está atrapada en matrimonios tradicionales ("era la época"), lo que explica esa cola en forma de U por la derecha de la distribución.

    Esto diferencia mucho a las parejas heterosexuales de las homosexuales: la categoría más abundante en las primeras es de 25 a 29 años, mientras que en las segundas es de 40 a 44 (!!!).

    Sospecho que hay muchos factores influyendo en esto, pero fundamentalmente uno es muy relevante: el mercado de amantes se contrae extraordinariamente para esa edad (las condiciones físicas y el atractivo decaen notablemente, y el propio mercado empieza a desaturarse al conformarse otras parejas estables). En esa circunstancia, y cuando todavía uno no está en las peores circunstancias físicas posibles, es el momento propicio para estabilizar relaciones: la perspectiva de encontrar futuros sustitutos, ya sea por aprendizaje o por intuición, se hace muy escasa.

    By Blogger Alex Guerrero, at 2/07/2007 3:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home