WonkaPistas

14.6.07

Discriminación contra las mujeres en las oposiciones de judicatura

Y en otras oposiciones (notarios y fiscales, por ejemplo). Esto es lo que han averiguado Manuel F. Bagüés y Berta Esteve-Volart en un interesantísimo estudio publicado por FEDEA (1). Pero no queda ahí la cosa, pues los varones también son discriminados. ¿Cómo puede ser esto? Bien fácil, como dicen los autores en la versión en español del abstract:

El análisis empírico revela que las opositoras tienen significativamente menores probabilidades de aprobar cuando son asignadas a un tribunal donde el número de evaluadoras es relativamente mayor. Del mismo modo, los opositores varones tienen relativamente más posibilidades de éxito cuando son asignados a un tribunal con un mayor número de evaluadoras. El sesgo observado en este estudio no ha variado significativamente a lo largo del tiempo y es estadísticamente similar en las cuatro pruebas estudiadas.

El estudio parece muy sólido, sobre todo por la base de datos que usan (un montón de exámenes a judicatura, notarías, etc., para los que se tienen buenos datos tanto sobre los candidatos como sobre la composición de los tribunales de oposición), así como por el esfuerzo de los autores por desestimar variables que puedan estar confundiendo la asociación hallada entre una mayor presencia de mujeres (hombres) en el tribunal y peores resultados para las mujeres (los hombres) que opositan.

Por lo que yo llego a entender, las diferencias en las probabilidades de éxito según la composición del tribunal no son grandes, pero sí significativas, y, sobre todo, contrarias a lo que cabría esperar según el discurso habitual. Como dicen los autores (mi traducción):

¿Cuáles son las posibles explicaciones de este efecto? Sólo podemos especular acerca de la respuesta a esta pregunta, pero, en cualquier caso, nuestros resultados no son coherentes con una situación de varones discriminando a mujeres.

Los mismos autores también señalan las consecuencias de su hallazgo para las políticas públicas de igualdad de sexos. Una ley como la reciente de paridad podría tener resultados, ejem, contrarios a los previstos. Así razonan Bagüés y Esteve-Volart (mi traducción):

Nuestro trabajo tiene implicaciones claras de política pública para el caso de España, donde el gobierno ha aprobado hace poco la, así llamada, Ley de Igualdad para abordar la discriminación contra las mujeres. Esta legislación impone la paridad de géneros en todos los comités de contratación (recruiting), incluidos los analizados aquí. Sin embargo, este trabajo sugiere que dicha política no sólo no tendría efectos, sino que sería contraproducente: un cálculo a vuela pluma muestra que, si hubiera habido una mujer más en cada tribunal de los aquí analizados, habrían aprobado 151 mujeres menos, pero 141 mujeres más.

Los autores acaban proponiendo un mayor grado de anonimato en la corrección de este tipo de pruebas, para evitar posibles sesgos. Pues tienen razón.

_________
(1) Tan interesante como otro del mismo primer autor que ya comenté aquí hace más de dos años (cómo pasa el tiempo), también sobre oposiciones y también sobre cómo el éxito en éstas no depende sólo de la valía del candidato.

Etiquetas: , , , ,

6 Comments:

  • Esta claro que el éxito no depende solo del candidato. También de los enchufes que uno tenga y del prejuicio de los examinadores.

    By Blogger Butzer, at 6/14/2007 5:21 p. m.  

  • Lo que se necesita en este país son unas cuantas denuncias que hagan cambiar los procesos de selección de empleados públicos. Lo básico en un proceso de medición (y la selección no es más que medir candidatos, ordenarlos y quedarse con los n mejores) es que se garantice la fiabilidad y la validez del procedimiento.

    - Fiabilidad: ¿la medición es precisa? Un proceso basado en la extracción aleatoria tanto de temas a exponer como de evaluadores no es, casi por definición, fiable. Una vez obtenidos los n seleccionados, si se pudiera volver atrás en el tiempo y empezar de nuevo el procedimiento, lo más probable es que los nuevos seleccionados fueran en su mayor parte distintos a los elegidos en un primer momento. Algo va mal, entonces.

    - Validez: ¿sirve la medida para lo que queremos? En el caso de jueces, estamos escogiendo personas para 'impartir justicia', y que cada cual defina esto como quiera. Personas cuyo mayor mérito es ser capaces de recitar temas y temas de legislación y que, muchos, han estado casi aislados del mundo durante años, ¿son el perfil de persona que entendemos como más capaz de 'impartir justicia'? En el caso de que la respuesta sea no, el procedimiento no sirve para lo que queríamos que sirviera.

    En casi todo el empleo público se repite el mismo invento: ordenamos a los candidatos de un modo inestable, con un componente del azar intolerable, y esta ordenación no guarda casi ninguna relación con su mérito real para desempeñar el trabajo.

    Y así nos va...

    By Blogger Topo Universitario, at 6/14/2007 7:25 p. m.  

  • Muy interesante, pero Ay... cuánto hace que no tengo tiempo ni de pensar. Si es que no sé ni para que paso por aquí... pero paso... será para soñar que pienso... que hartita estoy de trabajar sin poder usar el cerebro... a ver si es que les pasa lo mismo que a mi....

    Solo por saludar
    Isabel

    By Anonymous Anónimo, at 6/15/2007 2:57 p. m.  

  • Isabel, habrá que transformar el propio trabajo, sin que se den cuenta los jefes... Otro saludo para ti.

    By Blogger Wonka, at 6/15/2007 3:13 p. m.  

  • Pues siguiendo con tu último tema en la cabeza, me he robado a mi misma dos horas de sueño entretenida en la página del congreso, haciendo búsquedas en la base de datos de inicitativas parlamentarias, a ver cuántas veces había aparecido el tema de la discriminación salarial en la agenda parlamentaria de esta legislatura comparándola con legislaturas anteriores: 22 iniciativas desde 2004 hasta la actualidad, más que en cualquier período previo y la mayoría son preguntas al gobierno sobre el tema y una proposición no de ley presentadas por el grupo popular.
    Qué base de datos tan entretenida... Mañana más.

    Buenas noches
    Isabel

    By Anonymous Anónimo, at 6/16/2007 1:29 a. m.  

  • >habrían aprobado 151 mujeres menos, pero 141 mujeres más.

    Según mi traducción, serían "141 hombres más." :-)

    Gracias por tu página, es muy interesante.

    By Anonymous Pobrecito hablador, at 9/16/2007 10:24 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home