WonkaPistas

15.12.05

Internet en clase y la (falta de) mejora del aprendizaje

Education Next, la revista de educación de la Hoover Institution, publica en su último número el artículo "World wide wonder? Measuring the (non-)impact of internet subsidies to public schools", de Austan Goolsbee y Jonathan Guryan. Estudian los efectos sobre el rendimiento escolar del programa E-rate en EEUU, impulsado en 1997 por el vicepresidente Gore, y que aspiraba a mejorar dicho rendimiento extendiendo el uso de Internet en el aula. Durante varios años el gobierno federal ha subvencionado la adquisición de servicios y equipamiento destinado a proporcionar acceso a telecomunicaciones y a Internet en el aula, financiando más a las escuelas que estuvieran más retrasadas en la implantación de estas tecnologías. Los investigadores estudian el estado de California, pues cuenta con datos desde el curso 1996-97 y llegan a la conclusión de que, si bien el programa ha conseguido que crezca más el acceso a Internet en las escuelas que iban más retrasadas, no puede afirmarse que hayan tenido ningún efecto positivo sobre lo que aprenden los estudiantes.

No es que me extrañe, y en otra anotación referí que, incluso, el uso de ordenadores puede estar asociado a un peor rendimiento escolar. En cualquier caso, harían bien en tomar nota nuestros gobernantes, de uno u otro signo, a quienes se les llena la boca con medidas en el sentido que aquí comentamos.

De todos modos, el objeto de esta anotación también es otro: el recordar el eterno retorno en que consisten, muchas veces, las reformas educativas. Comienza así el artículo:

Like the television revolution, which brought electronic boxes into schools in the 1960s and was supposed to turn classroom teaching on its head, computers were rolled into schools in the 1990s and connected to the worldwide web with the expectation that education would never be the same. TVs never really caught on as chalkboard replacements. Although they are still around, they seem to be used primarily as “educational film” filler by substitute teachers. The wired computer invasion has been very different. We never saw classrooms filled with rows of children sitting in front of televisions. And there was no national Marshall Plan to close the “television gap.” The Internet, in fact, was something of an answer to the “vast wasteland” of TV; and it came with such promise for education that a new national anxiety, the “digital divide,” was born and with it a rush of educators and philanthropists wanting to make sure that the poor would not be shut out of the worldwide promised land.

Tiene toda la razón. Pero las expectativas en los años sesenta y setenta eran elevadísimas. Vean, si no, cómo se imaginaban algunos que podían ser las clases del futuro:



Es una imagen escaneada del libro La educación en el mundo moderno, de John Vaizey (Madrid, Guadarrama, 1967, p. 204), una de esas joyas del pasado que pueden adquirirse por un precio ridículo en la cuesta de Moyano de Madrid.

Así reza el pie de foto:

¿Será ésta la escuela del mañana? El profesor se sienta tras una consola de control a distancia que regula la combinación de las más modernas máquinas de enseñar, entre las que se incluyen una pantalla de proyección de cine, un proyector de imágenes fijas, focos dirigibles, cintas magnetofónicas, un circuito cerrado de televisión y otras instalaciones de radiofonía.

Al final, no lo ha sido. ¿Lo será el aula informatizada y conectada a Internet? Se admiten apuestas.

10 Comments:

  • Yo cuando he tenido que dar cursos siempre he terminado mandando a la mierda el ppt y el cañón para usar la pizarra y (eso sí) el rotulador vileda.

    By Blogger narpo, at 12/15/2005 11:13 p. m.  

  • Yo he usado el ordenador en clase, pero para proyectar un PPT. Y era en una universidad, no en la educación primaria o secundaria. Eso sí, por cada diez minutos de PPT, había 40 de pizarra y tiza.

    ¿Os imagináis una clase de zánganos de 15 años con un ordenador cada uno? ¿Alguien piensa de verdad que cuando el profesor se lo diga van a poner en Google "biografía de Quevedo" en lugar de "tetas de Pamela Anderson"?

    By Anonymous Adam Selene, at 12/15/2005 11:30 p. m.  

  • Algo muy parecido ocurrió con el video a principios de los años 80. En cualquier caso lo incuestionable es que alguien hace un buen negocio con todo esto y sorprende ver como el dinero público se moviliza alegramente sin ningún tipo de prospectiva seria.

    By Blogger Jordi, at 12/16/2005 12:54 a. m.  

  • Utilizo bastante los ordenadores en el aula. Tanto para ppt como para que lean artículos. También los uso para que ellos elaboren sus propias ppt y hagan búsqueda de información.

    De esa forma se les enseña el valor de información y comunicación que tiene Internet y la informática

    Aunque intuitivamente estoy con los autores del estudio.

    Lo que sí es un retroceso son las pizarras veleda respecto a las de tiza :-)

    By Blogger Libertariano, at 12/16/2005 12:06 p. m.  

  • A mi lo que me encanta es cuando los profesores de mis hijos me comentan que han tenido que alertarse (y actualizarse) porque con corta y pega se las daban con queso una y otra vez.... Algunos han aprendido y otros simplemente prohiben el uso del ordenador y las búsquedas en ordenador para evitarse su propia actualización.

    Los ordenadores, como el vídeo, la tele, o el periódico impreso (de pago o no), los libros, las enciclopedias o las películas son un medio más a utilizar en la enseñanza. Una buena receta te ayuda a cocinar pero si no sabes encender el fuego ni cortar una cebolla y no sabes lo que es pochar harás más bien poco.

    By Blogger Salvatierra de Barros, at 12/16/2005 1:06 p. m.  

  • Quizás no a nivel escolar, pero a nivel universitario, mi experiencia es que el powerpoint o su primo cutre, el proyector, están al orden del día. Redundando, en general, en una peor calidad, no por culpa del medio propiamente dicho, sino por el uso indebido del profesorado, que se dedica a leer transparencias que pasa a toda pastilla, en lugar de usarlas como apoyo a su explicación.

    By Blogger EVF, at 12/16/2005 1:26 p. m.  

  • Una y otra vez lo mismo. Primero gastar el dinero; después, con suerte, evaluar. Por qué resulta evidente que uno no puede aprobar fármacos sin datos, sólo porque suene bien su conveniencia, y, sin embargo, con la educación los datos son lo de menos?

    By Anonymous aleatorio, at 12/16/2005 2:45 p. m.  

  • Estoy de acuerdo con Salvatierra de Barros. El ordenador es una herramienta más con la que educar a nuestros alumnos. A mí me parece estupendo el integrar el uso de ordenadores o la Internet en mis lecciones para practicar, reforzar, o extender un concepto o habilidad. Sin embargo, debemos recordar que el artículo en Education Next indica que el acceso a Internet no ha tenido un efecto importante en lo que aprenden los estudiantes. Es más lo único que sabemos es que la posibilidad de acceso a Internet no ha tenido ningún efecto significativo. El artículo no nos da ningún dato sobre si se usaron o no los ordenadores una vez adquiridos. Además de todo esto, para que la tecnología en las aulas tenga un efecto positivo en la educación de los alumnos, los maestros tienen que saber cómo y cuándo usarla. Yo apuesto que, con "proper training" de los maestros, la tecnología (sobre todo la Internet) se integrará cada vez más en las escuelas y tendrá un efecto positivo en la enseñanza.

    Además, las escuelas se tienen que mantener al día. Hay que familiarizar a los alumnos con las tecnologías con las que se van a encontrar el día de mañana una vez se gradúen y se pongan a trabajar.

    Y finalmente, pido excusas por las posibles faltas de ortografía ó gramática. Me cuesta expresarme en español en áreas en las que normalmente uso el inglés.

    Saludos-

    By Blogger Caterina, at 12/16/2005 4:05 p. m.  

  • @ Wonka

    Aprovechándome de tu indulgencia y sapiencia, te pido que le eches un vistazo a esta sorprendente anotación.
    http://pre-eurabia.blogspot.com/2005/12/las-violaciones-colectivas-y-el-islam.html

    By Blogger maty, at 12/16/2005 5:56 p. m.  

  • Quizás internet no tenga un efecto significativo en el aprendizaje de determinadas materias, pero lo que es seguro es que cambiará la vida de las personas del siglo XXI. En el momento actual puede ser que un gran número de jóvenes sólo la usen para jugar o para buscar páginas eróticas, pero la posibilidad de encontrar información libre siempre que se quiera está ahí y es real. Eso ya no hay quien lo pare.

    By Blogger Teresa, at 12/17/2005 12:34 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home